Archivo de la etiqueta: Comunidades

Nosotros somos la solución

La ineficacia de quienes están en el gobierno, los ministros de siempre, se ha comprobado día tras día desde que están montados en el poder. Ahora quieren hacer creer que los problemas que aquejan la vida diaria de los venezolanos les preocupan, como si fueran nuevos estos problemas. Y eso es una burla que nos indigna a todos los venezolanos.

De pronto Nicolás, luego de haber sido Vice-Presidente, se dio cuenta de que los hospitales no sirven. ¿Y por qué no sirven? No será por culpa de los trabajadores ni de las enfermeras que terminan comprando desinfectante y llevando comida a los enfermos. No será por culpa de los médicos que como pueden orientan a las familias para conseguir las cosas que su enfermo necesita y el hospital no tiene. No será por culpa de los técnicos que resuelven para que un ascensor medio funcione. No será por culpa de los enfermos, Nicolás. El problema eres tú y tus cómplices en este desgobierno. ¿O es que vas a prohibir por decreto que la gente se enferme?

De pronto Nicolás, luego de haber sido el segundo hombre con más poder en el país, se dio cuenta de que las escuelas que maneja el Ministerio de Educación se han convertido en una trampa más de la pobreza, dejando a quienes tienen menos recursos sin la tranquilidad de que sus muchachos están cuidados y seguros. ¿Y por qué no funcionan bien esas escuelas, Nicolás? No será por culpa de los docentes, que como pueden van a cumplirle a sus muchachos, aunque no tengan dotaciones de material escolar. No será por culpa de los trabajadores, que han tenido que ver cómo hacer con los baños inservibles y las instalaciones cayéndose. No será por culpa de los padres, que hoy viven angustiados porque los malandros en los barrios están afuera, esperando que el muchacho abandone la escuela para meterlo al mundo de la delincuencia. No será por culpa de los alumnos, Nicolás. El problema eres tú y el empeño en buscar siempre una excusa política para echarle la culpa a otro. ¿O es que vas a prohibir por decreto que la gente quiera progresar y vas a obligarlos a que se conformen con lo que haya?

De pronto Nicolás, luego de haber sido el segundo hombre con más poder en el país, se dio cuenta de que nueve de cada diez delitos no son castigados. Además del alto costo de la vida, resulta que a los malandros y delincuentes la muerte de personas de bien les sale baratísima. ¿Y por qué no ha funcionado la Gran Misión A Toda Vida, Nicolás? No será por culpa de los dolientes que hacen colas en la morgue esperando, llorando por el dolor y por saber que el sistema de justicia no va a castigar ese delito. No será por culpa de los policías honestos, que no pueden denunciar a las autoridades que están metidas en la cochinada de las mafias y el narcotráfico porque saben que nadie va a proteger su vida. No será por culpa de los familiares de los presos, que sufren las requisas más crueles y los vejámenes más inhumanos cada vez que quieren visitar a un privado de libertad. No será por la prensa, que reseña cómo cada cierto tiempo arman su propia guerra y ustedes terminan negociando con los delincuentes de mayor jerarquía. No será por culpa de los venezolanos a los que atracan a diario, Nicolás. El problema eres tú y el empeño en distraer con la polarización tu incapacidad para darnos soluciones. ¿O es que vas a prohibir por decreto que a la gente le duelan los miles de venezolanos que ha matado la violencia, sin preguntarles de qué partido eran?

¿Cómo explicas este desgobierno, Nicolás? ¿Cuándo es que tú le vas a pedir disculpas a los venezolanos por haberlos hecho más pobres en apenas semanas de encargado? ¿Cuándo vas a terminar de aceptar que te conviene mantener a nuestros hermanos más necesitados secuestrados por la pobreza y sus trampas? ¿Cuándo vas a explicar cómo es que todavía dependemos del petróleo y de las importaciones? ¿A cuenta de qué te vistes con la bandera nacional, si tus políticas sólo benefician a los que están afuera y a los que tienen más plata?

Vives con la palabra “oposición” y con el nombre del presidente, que en paz descanse, puestos en la boca. Lo único que tienes son excusas y embustes, porque ni siquiera eres capaz de representar una evolución del modelo político de tu partido. Eres una mala copia que repite cosas por escrito, igualito que ahora que repiten los programas de televisión en el canal del Estado, haciendo que una misma promesa sea incumplida dos y tres veces. Mentiroso.

Durante años han tenido secuestrado el voto de quienes más necesitan ayuda. Pero la gente se cansó, Nicolás. Tu militancia se cansó y ya no te creen. Así de sencillo. El partido de gobierno, a punta de chantaje, les secuestró el voto a muchos venezolanos y los extorsionó cada vez que hay elecciones, porque eso es lo único que tienen: poder y dinero. Pero el buen gobierno es más que eso. Y es lo que quiere ver la gente.

Y nosotros no nos oponemos al buen gobierno, si lo hubiese, sino a la corrupción y al chantaje, a la mentira, a la pobreza, al abandono del pueblo. Síguenos llamando oposición, que así queda más claro qué es lo que representan tú y tu candidatura. Por nuestra parte, nosotros sabemos que somos la solución. Y eso es algo, Nicolás, que tú no puedes decirle ni a tu propia militancia. Mucho menos a quienes has excluido por no compartir tus ideas.

 

Anuncios

Una nueva manera de hacer política

En nuestra Venezuela, la parroquia es la unidad político-territorial fundamental en la que se dividen los municipios, y cada una de nuestras 55 parroquias mirandinas es distinta de la otra y tiene realidades muy diferentes que ameritan un tratamiento y abordaje particular para la solución de sus problemas.

Considerando todas esas realidades y sus diferencias, desde que asumimos el Gobierno de Miranda delineamos una estrategia para nuestras parroquias que permite acercar el poder a nuestro pueblo, especialmente a los más vulnerables. Porque entendimos la necesidad del trabajo directo con cada una de nuestras parroquias, es allí donde están esas realidades. ¡Nuestro trabajo lo hacemos de la mano con los mirandinos!

Desde que asumimos el Gobierno de Miranda hemos trabajado con las comunidades las soluciones a temas como el de vivienda. Nuestro plan de Certificados de Materiales de Construcción fue creado de la mano de los mirandinos, pues ¿quién mejor que nuestro pueblo para crear las soluciones a sus problemas? Hoy son más de 160.000 mirandinos que han sido beneficiados con este programa.

Y es que los problemas que nos afectan a todos debemos solucionarlos entre todos, por eso hemos mantenido nuestros recorridos casa por casa durante nuestra gestión y en 2010 pusimos en marcha nuestros Gabinetes Parroquiales, que están orientados a realizar inspecciones detalladas en cada zona, apoyados por todo el equipo de nuestro gobierno, conmigo a la cabeza, recorriendo cada comunidad; porque sabemos que es allí, en las comunidades, donde podemos conocer las necesidades y los problemas de nuestro pueblo.

Los Gabinetes Parroquiales son el gobierno en la calle, pueblo y gobierno trabajando de la mano, detectando necesidades, articulando soluciones, actualizando información para verificar la pertinencia de lo planificado y evaluar la eficiencia y efectividad de lo ejecutado. ¡Un trabajo en equipo para avanzar hacia el progreso!

Cercanía y participación de las comunidades

Las comunidades no deben ser actores pasivos que reciben y esperan una orden de “arriba”. Nuestro compromiso ha sido y es que los mirandinos tengan mayor nivel de influencia en el proceso de toma de decisiones para las soluciones de los problemas de su comunidad, en contacto directo con los funcionarios que les compete tomarlas. Porque en Miranda trabajamos para nuestro pueblo, sin exigir nada a cambio. ¡Nosotros trabajamos para todos por igual!

A través de los Gabinetes Parroquiales buscamos el desarrollo de un gobierno más transparente en su acción, pues es nuestra obligación rendir cuentas a la comunidad, acercando cada funcionario a cada miembro de la comunidad, y haciendo que cada responsable de área de respuestas a las demandas de nuestro pueblo.

Esto representa una verdadera cercanía entre el gobierno regional y cada una de las comunidades. Porque si algún rasgo se nos atribuye como gobierno es la cercanía que hemos logrado con la comunidad para la que gobernamos, que no sólo se refleja en un nuevo modo de hacer la política y desarrollar las funciones de gobierno, sino que es una concepción global de trabajo que atraviesa todas nuestras acciones: el acompañamiento de nuestras decisiones y la aprobación por parte de quienes para nosotros tienen la última palabra: el pueblo mirandino.

Nuestro principal compromiso es dar respuesta a los mirandinos, y sabemos que eso sólo es posible haciendo el trabajo allí, con las personas en sus comunidades. Así, además de hacer los diagnósticos de los problemas y buscar las soluciones, hemos podido desarrollar todo un conjunto de actividades diversas.

Gracias a los Gabinetes Parroquiales hemos podido trabajar organizadamente con las comunidades en actividades deportivas y recreativas para niños y jóvenes, entrega de implementos deportivos, entrega de enseres a familias en situación de pobreza extrema, asesoría legal gratuita, charlas informativas para mujeres, actividades de promoción de lectura para niños y jóvenes, ingreso  de las familias en situación de pobreza extrema a nuestro plan Hambre Cero, atención a la población de adultos mayores y personas con discapacidad, despistajes de diabetes e hipertensión arterial por parte de voluntarias y rutas de la salud, información para el otorgamiento de créditos productivos y el plan Mi Bodega, entrega de Certificados de Materiales de Construcción para mejorar sus viviendas, entre otras muchas cosas…

Y esta es sólo una parte de las acciones realizadas por nuestro Gobierno de Miranda con cada Gabinete Parroquial, en cada comunidad de nuestro estado, a veces repitiendo en varias ocasiones una misma parroquia en distintos sectores, pues demandan mayor atención; trabajando pueblo y gobernación de la mano para la construcción del camino de progreso que ya iniciamos.

¡Estamos orgullosos de lo que hemos logrado en Miranda y estamos seguros de que es mucho más lo que podremos alcanzar! ¡Juntos seguimos avanzando!