En Miranda sabemos hacer las cosas bien

Siempre lo decimos y no nos cansamos de repetirlo: cuando se hacen las cosas bien, pasan cosas buenas. ¡Y así es como seguiremos haciendo las cosas en Miranda!

Hace más de 10 años, en la alcaldía de Baruta, iniciamos este camino. Un camino espinoso, a veces turbulento, que trae consigo, incluso, riesgos personales. Eso nunca lo hemos ignorado. Pero nuestro empeño no ha sido el de crear una figura, un nombre o un eslogan vacío: nuestro objetivo ha sido el de construir un proyecto, un modelo, una experiencia, que valoramos altamente positiva, y que pretendemos testimoniar y ofrecer a todos los que sueñan con un país mejor, lleno de oportunidades y posibilidades para todos, sin distinciones ni discriminaciones de ningún tipo.

Nosotros llegamos al Gobierno de Miranda con el propósito de crear un estado. Sin duda, no partimos de cero. Cuando decimos que vinimos a crear un estado no desconocemos lo mucho que se ha hecho en Miranda, tanto por los gobiernos como por las comunidades, a lo largo de muchos años.

Pero tampoco podemos dejar de recordar lo que encontramos al llegar a la Gobernación: una organización cuyas prácticas en los anteriores cuatros años se habían concentrado en empujar a todos los que allí estaban a ser, pensar y hacer de una sola forma, favoreciendo a intereses particulares por encima de los colectivos. Esto sin contar el saqueo del cual fue víctima la estructura física de nuestra Gobernación.

Ahora, aquellos que le hicieron tanto daño a Miranda, que han formado decretos para quitarnos competencia y que le han negado recursos a nuestro pueblo, pretenden volver a gobernar desde las promesas y el chantaje. Pretenden hacerle creer a nuestro pueblo que van a trabajar, que van a hacer, pero nuestro pueblo sabe que lo único que buscan es obtener el control político de la región.

Ahora prometen soluciones a las cuales se negaron cuando, desde la Gobernación de Miranda, solicitamos el apoyo del gobierno central. Ahora prometen ocuparse de la vialidad y de la salud, por ejemplo, ambas competencias que fueron arrebatadas por el gobierno central tras su derrota electoral en 2008 en varias gobernaciones de nuestra Venezuela, la de Miranda entre ellas.

Ya nuestro pueblo mirandino sabe lo que aquella pasada gestión significó para Miranda: corrupción y oscuridad. Ya nuestro pueblo mirandino sabe lo que es tener un gobernador del partido de gobierno. Nuestro pueblo sabe que en cuatro años son capaces de destruir Miranda.

Nosotros sabemos que no es sembrando el miedo ni apelando al chantaje como se saca adelante un estado, y ya el pueblo mirandino, hace cuatro años, le dijo que no a la corrupción, al abuso, al miedo y al chantaje.

Nosotros sabemos que el poder que se nos otorgó a través del voto popular es un préstamo que debemos aprovechar al máximo, pero para hacer cosas por el bienestar del pueblo que nos eligió, y no para beneficiar a una parcialidad política ni a una sola persona.

Porque en Venezuela, junto con la centralización política y administrativa, llegó también una muy nociva práctica: la del personalismo de quienes tienen catorce años en el poder. Todos los bienes y obras que alcaldías y gobernaciones iban desarrollando se veían coronadas con el nombre y rostro del gobernante de turno.

En Miranda, esto llegó a su punto culminante con el pasado gobierno de la oscuridad, donde el uso propagandístico de vallas, anuncios, fotografías, gigantografías, rotulados de vehículos y edificaciones públicas rayó en el abuso de poder y el peculado de uso.

En nuestra gestión hemos hecho obras importantes, como la renovación de flotas vehiculares de los cuerpos de seguridad, la inauguración de edificios y oficinas públicas, escuelas, centros de salud, canchas, entre muchas otras, y en ninguna de ellas hemos utilizado un rostro o un nombre de ningún funcionario público.

Con nuestro trabajo en la gobernación logramos reestablecer la institucionalidad del Gobierno de Miranda a través de la organización, la planificación y la integración de todos los que formamos parte de este equipo, con la premisa de ser respetuosos de las normas, de las formas y la formalidad. Porque sabemos que es con honestidad, transparencia y trabajo en equipo como se logra construir un proyecto que beneficie a todos.

Nosotros no vinimos aquí a hacer promesas. Nosotros no hemos estado aquí para poner trabas y obstáculos al progreso. Nuestro compromiso es el de trabajar con todos y para todos, brindar oportunidades para que las personas puedan avanzar hacia un futuro mejor.

¡Seguimos recorriendo juntos el camino hacia el progreso!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s