Archivos Mensuales: octubre 2012

Superando las adversidades

En nuestra experiencia como servidores públicos hemos aprendido que con voluntad política, planificación y trabajo en equipo somos capaces de superar los obstáculos que se nos ponen al frente. ¡Nuestro compromiso es que todas las personas tengan la oportunidad de salir adelante!

Hemos aprendido a trabajar con todos y para todos, sin discriminación de ningún tipo. Porque de eso se trata, de construir juntos las soluciones a los problemas que son de todos. Y así lo hemos hecho en Miranda, a pesar de que el gobierno central haya arrebatado muchas de las competencias que constitucionalmente correspondían a las gobernaciones.

Es muy importante recordar que en abril de 2009, luego de que el partido de gobierno perdiera las elecciones regionales de 2008 en varios estados del país, la Asamblea Nacional aprobó el proyecto de “Ley de Reforma Parcial de la Ley Orgánica de Descentralización, Delimitación y Transferencia de Competencias del Poder Público”. A través de esta ley, y en contra de nuestra Constitución, se quitó a las gobernaciones la administración de autopistas, carreteras, puertos y aeropuertos, pasándolas a las manos del gobierno central.

El artículo 164 de la Constitución Bolivariana, numeral 10, dice: “Es de la competencia exclusiva de los Estados (…) la conservación, administración y aprovechamiento de carreteras y autopistas nacionales, así como de puertos y aeropuertos de uso comercial, en coordinación con el Ejecutivo Nacional”.

Antes de eso, en diciembre de 2008, el Presidente de la República dictó un decreto para transferir todos los centros de salud del estado Miranda al Poder Ejecutivo Nacional, en un gesto de soberbia y egoísmo que afectó principalmente el pueblo mirandino. Pero aún así, logramos establecer un sistema de salud eficiente para brindar un servicio de calidad a los habitantes de nuestro estado.

En Miranda hemos aprendido a sobreponernos a las adversidades, tanto las que nos han llegado por azar como las que nos ha impuesto el gobierno central.

Ahora, manteniendo la misma campaña de descrédito y difamación, pretenden engañar otra vez al pueblo haciéndole creer que el mal estado de las vías no son su responsabilidad. Ahora pretenden, en el ejercicio de las mismas viejas políticas de chantajes y mentiras, echarle la culpa a otros por su ineficiencia.

Al Fondo de Compensación Interterritorial, manejado por la Vicepresidencia, les hemos hecho solicitudes de recursos para programas sociales y recursos para nuestra Policía y demás organismos de seguridad y prevención que han sido negados, y ahora vienen prometiendo las mismas cosas que a nosotros nos negaron. El que quiere ser gobernador de nuestro estado le negó como vicepresidente recursos a los mirandinos.

Más recientemente, en junio de 2012, a través de la habilitante, el Presidente de la República aprobó la Ley Orgánica para la Gestión Comunitaria de Competencias, Servicios y Otras Atribuciones, que establece la “transferencia de competencias al pueblo organizado por parte de las gobernaciones y alcaldías”. Esta nueva ley es un paso más en la política de la centralización y la disminución de la autonomía y posibilidades de los gobiernos regionales para hacer el trabajo para el cual el pueblo los ha elegido.

Es nuestro deber señalar que, hasta la fecha, el gobierno central no ha entregado los recursos para el pago de los aguinaldos de trabajadores de la gobernación. ¿A quién perjudica esto? Únicamente a nuestros trabajadores, que ya han planificado sus gastos para finales de año y cuentan con ese dinero: un dinero que les corresponde y que por simple chantaje político se les está negando.

Las políticas controladoras del gobierno central nos han llevado a una situación en la cual domina la improvisación y la ineficacia. Pero si algo hemos confirmado en nuestra gestión en la gobernación de Miranda es que debemos confiar en las capacidades y potenciales de las personas. Porque es gracias a esas capacidades, ofreciendo a las personas la oportunidad de desarrollarlas, como logramos avanzar en el camino hacia el progreso.

Nuestro pueblo mirandino sabe lo que significó que los destinos de nuestro estado estuviesen llevados por la oscuridad y la corrupción. En Miranda sabemos lo que es tener un gobernador del partido de gobierno: en cuatro años prácticamente destruyeron nuestro estado.

Pero nuestro pueblo mirandino sabe que no es con chantajes ni a través del miedo como se saca adelante un estado. El pueblo mirandino, en 2008, le dijo que no a la corrupción, al abuso, al miedo y al chantaje.

 Miranda, a pesar de las adversidades, encontró su camino, un camino hacia el progreso. En cuatro años hemos demostrado que cuando se hacen las cosas bien, pasan cosas buenas. Esta es una nueva forma de hacer política, donde hablamos menos y trabajamos más.

¡En Miranda seguiremos construyendo el camino de progreso para todos! ¡Sigamos adelante!

Anuncios

Miranda: ejemplo de futuro

Todas nuestras energías están enfocadas en que los venezolanos puedan tener una vida mejor. De eso trata esta nueva manera de hacer política: alcanzar las transformaciones para que cada uno de nosotros pueda progresar y que juntos podamos desarrollar planes y programas que beneficien a todas las personas. Miranda es un ejemplo.

La experiencia que hemos tenido en la gestión de nuestro estado nos ha demostrado que los medios más eficaces para entender las necesidades y preocupaciones de la gente son la solidaridad y el respeto, escuchar más, trabajar más y hablar menos, y en ese camino la democracia debe convertirse en un instrumento para alcanzar el progreso.

Nuestro pueblo no se deja ni se dejará vencer por los obstáculos. Los venezolanos hemos demostrado que somos capaces de encontrar soluciones creativas y eficaces a los problemas. Y estas soluciones, en buena medida, las encontramos en nuestras capacidades y en nuestras ganas de trabajar.

Y claro que a veces necesitamos de un impulso, a veces necesitamos una oportunidad para poder desarrollarnos. Es por ello que estamos convencidos de que para que las personas puedan progresar y avanzar hacia el futuro, el gobierno debe ejercer un rol orientador, promotor, que incentive a los venezolanos a cumplir sus metas para poder vivir tranquilos.

En Miranda tenemos experiencias exitosas en las cuales el bienestar de una comunidad no ha dependido de partidismos ni tendencias políticas, sino de las ganas puestas en cada proyecto, por pequeño que pueda parecer.

Una gestión comprometida con la gente

Quienes gobernamos debemos entender que si las personas confían en sus capacidades y el gobierno les brinda la oportunidad de desarrollarlas para que puedan crecen y logran sus sueños, cada una de esas personas que nos ha elegido para gobernar crecerá y confiará en nosotros como líderes de los proyectos que hemos emprendido.

Debemos entender que no es suficiente dar una cantidad de dinero a las personas. Esto sólo hace que nuestro pueblo sea cada vez más dependiente de la estructura gubernamental. Y mucho menos si esto se hace a cambio del compromiso con algún partido político.

Se trata de que el gobierno proporcione a las personas las herramientas para poder progresar y avanzar hacia el futuro. En Miranda nos sentimos orgullosos de los programas que hemos puesto en marcha, enfocados en proveer calidad de vida y bienestar a todos los mirandinos, sin importar su tendencia política.

Para nosotros la educación es la base fundamental del desarrollo. Es por ello que en Miranda contamos con el proyecto de Escuelas Modulares, concebidas desde una perspectiva novedosa, que no sólo se enfoca en el aspecto estructural de la edificación sino que además se sustenta en la concepción de una educación de calidad, en la cual la escuela se interrelaciona con la comunidad.

También hemos puesto en marcha el programa Hambre Cero, un programa integral e integrador, que tiene como objetivo devolverle la esperanza y la vitalidad a las poblaciones más pobres y necesitadas de nuestro estado, a través de mecanismos que abordan las carencias más inmediatas de las personas con el fin de que puedan salir de la pobreza extrema.

En Miranda hemos implementado también los puestos de Pronto Socorro, constituidos para atender emergencias menores, en las que se pueda estabilizar al paciente y remitirlo al centro de salud más cercano. Estos puestos están adecuados para prestar una atención de calidad, dotados con tecnología diagnostica, medicamentos e insumos para practicar los tratamientos adecuados a cada caso.

Estos son apenas unos ejemplos de lo que hemos hecho y de lo que podemos hacer. Porque se trata de tener la voluntad política de encontrar las soluciones a los problemas. Se trata de que nuestro pueblo pueda contar con un gobierno comprometido con su progreso, con la mirada puesta hacia el futuro.

Porque estamos convencidos de que cuando las políticas públicas son eficaces, se acercan a las personas y de verdad benefician a la gente podemos caminar tranquilos hacia el futuro. Y ese ha sido siempre nuestro compromiso con las personas de nuestro estado, a pesar de los obstáculos que hemos tenido que superar y que aún nos ponen en el camino.

Y ese camino que hemos construido juntos sigue ahí y sabemos que debemos seguir luchando para conservar lo que hemos alcanzado y para seguir avanzando hacia el futuro.

¡Sigamos adelante!

El camino sigue

En las elecciones presidenciales del pasado domingo la mayoría del pueblo venezolano decidió apoyar la opción del gobierno. Sin embargo, esto no significa que el camino que construimos juntos en los últimos meses haya terminado. Hoy quiero decirle a todos los venezolanos que estoy de pie, que me levanté, como sé que se levantó la inmensa mayoría de los venezolanos, y como sé que se levantarán quienes aún no lo han hecho.

Es necesario aprender de cada proceso, hay que reflexionar siempre, con cada contienda, con cada elección. Es por ello que quiero insistir en esto: el camino que comenzamos a construir juntos sigue ahí.

También quiero decirle a todas las personas que todavía sienten tristeza, que sienten que no hay futuro, que vean lo que pasó el domingo pasado: nosotros logramos que más de 6 millones 500 mil venezolanos se montaran en este autobús de Progreso.

Recorrimos nuestra Venezuela llevando propuestas, llevando ideas, y todas esas personas, más de 6 millones y medio de venezolanos, salieron a votar por esta opción, no en contra de alguien, sino a favor de un mejor futuro. Y como lo dije durante toda la campaña: ¡Nadie nos va a expropiar el futuro!

Ya lo he dicho: el tiempo de Dios es perfecto, y nosotros tenemos que seguir construyendo el futuro. Nosotros estamos aquí para construir el futuro.

Sabemos a lo que nos enfrentamos la campaña electoral: una maquinaria con muchos recursos, que utilizó de toda la estructura del Estado, todo el poder, además de toda la campaña de descrédito. Y aún así logramos que más de 6 millones 500 mil venezolanos nos dieran su confianza, y nosotros no vamos a traicionar esa confianza. ¡Vamos todos a seguir construyendo este camino!

Nuestra gorra tricolor, símbolo de compromiso con el futuro, símbolo de nuestro compromiso con Venezuela, está ahí. por eso le quiero decir a los venezolanos que tenemos que pensar en el próximo juego. Tenemos un juego dentro de unas pocas semanas: las elecciones regionales. Yo voy a hacer todo lo que esté a mi alcance, todo lo que este servidor pueda hacer para que ganen todos los candidatos que representan una alternativa en Venezuela.

Hoy tengo más ánimo todavía. Hoy tengo más energía. Hoy tengo más compromiso gracias a la fuerza que todos ustedes me transmitieron.

Si algo me dejó esta campaña fue más amor a Venezuela, más compromiso con nuestro pueblo. Y yo soy un servidor público, yo trabajo para todos y voy a seguir construyendo una opción para todos. Porque el futuro tiene que ser para todos.

Hemos ido construyendo un camino de futuro junto nuestro pueblo y vamos a seguir haciéndolo, porque los venezolanos quieren construir futuro y no que lo destruyamos. El pueblo no se tiene que sentir derrotado.

Para mí los principios no se negocian. Para mí lo que el pueblo diga eso eso es sagrado. Los que pretendan destruir y volver a generar la antipolítica no cuenten con nosotros. Nosotros no vamos a quitarle la oportunidad a nuestro pueblo de tener buenos gobernadores, de tener buenos alcaldes.

Llegará la hora del futuro

Dios es el que me da la fuerza y por eso me levanté, gracias a la fuerza de Dios y de todos los mensajes de apoyo, de compromiso de millones de venezolanos. Esa es la clave para tener el éxito, levantarse rápido y seguir.

De este proceso electoral, así como de la victoria, también se aprende de la derrota. Hoy más que nunca, quiero que todos los venezolanos sepan que siguen contando conmigo. Yo siempre les voy a hablar con la verdad.  He llegado aquí gracias a la verdad, y la verdad es lo que nos hace grande: con la verdad abriremos todas la puertas, con la verdad venceremos todos los obstáculos.

Estoy seguro que el pueblo venezolano no le ha dado un cheque en blanco al Presidente, y su Gobierno tiene que saber administrar bien esta victoria, porque si no el pueblo es el que cobra, y no debemos subestimar nunca la capacidad de nuestro pueblo.

El gobierno central tiene una gran presión encima, porque los venezolanos, todos los venezolanos por igual, queremos vivir en un país equilibrado, un país de oportunidades y de paz.

¡Que Dios Bendiga a nuestra Venezuela!

Llegó el día

Hoy es un día histórico para todos los venezolanos. Hoy todos vamos a decidir quién será el próximo Presidente de la República. Hoy todos debemos acudir a los centros de votación a ejercer nuestro derecho a elegir. ¡Hoy, todos a votar!

Lo que nos convoca es el poder del pueblo. El pueblo venezolano va a tomar una decisión de suma importancia. Hoy será un día de paz y de tranquilidad porque es así, en paz y tranquilidad, que vamos a llevar a cabo este ejercicio democrático. Hoy no habrá pueblo derrotado.

El voto es un derecho, una herramienta, una manera de que nuestra huella se transforme en el poder de cambiar las cosas. El sufragio es la herramienta directa de la democracia y la participación en la vida del país. Gracias al voto podemos participar en la construcción del país que queremos, independientemente de la decisión que vayamos a tomar. ¡El voto es tu voz y con tu voz te expresas!

Sin importar tu tendencia política, sin importar por quién hayas decidido tu opinión, sin importar cuáles son tus razones, te invito a votar y a convertir el día de hoy en un domingo memorable por el civismo con el cual todos acudimos a expresarnos, respetando al otro y compartiendo un derecho y un deber común.

Por eso, debemos participar, debemos expresarnos, debemos hacer uso de las herramientas de la democracia. Así, cuando ocurran las cosas grandes e importantes que deben acontecer en esta etapa de la historia venezolana, podremos decir: “Yo soy parte de esto, porque yo hice mi parte, porque yo quise participar en mi futuro”.

 El compromiso con la democracia

Ya terminaron las campañas y los candidatos mostramos nuestras propuestas a los venezolanos. Ya los candidatos hablamos a toda Venezuela y dimos la visión de cómo es el país que cada uno plantea.Ahora, que cada uno de ustedes haga su balance. Que cada uno de ustedes haga su cuenta. Porque ahora les toca a cada uno de ustedes reflexionar sobre esas propuestas y elegir.

Hoy, 7 de octubre, tenemos un compromiso con la democracia de nuestra Venezuela. En esta elección se trata de escoger entre las propuestas de todos los candidatos que nos hemos postulado en esta contienda.‬

Ahora le toca el turno a cada uno de ustedes de tomar la decisión. Hoy vamos a decidir quién será la persona que guiará el rumbo de nuestro país durante los próximos seis años.‬ Hoy nos toca decidir el futuro de nuestra Venezuela.

Cada uno de nosotros se convierte en protagonista y garante de este proceso. Mientras más informado estés, más podrás hacer para llevar a cabo esta fiesta democrática. Mientras más informado estés, más podrás ayudar a quienes no lo estén. Mientras más informado estés, más podrás colaborar con el cuidado de que este proceso se lleve a cabo sin irregularidades.

Hoy todos los excesos están de más. Somos muchos más quienes queremos que la paz reine en un domingo que compartiremos con nuestros vecinos, amigos y familiares. Es el momento en que cada quien haga lo que le corresponde de la mejor manera: tú como elector, los miembros de mesa como facilitadores del proceso, nuestros hermanos del Plan República como garantes de la seguridad, los líderes políticos como canalizadores de todas las energías que hoy estarán puestas en la calle, las autoridades del CNE como entes responsables e imparciales y los medios de comunicación como prestadores de un importante servicio en fechas como ésta: la información.

En estos tiempos que corren, donde las tecnologías de la comunicación han crecido y se han puesto a la mano de muchos venezolanos, es importante no hacerse parte de la difusión de rumores, mensajes malintencionados ni informaciones sin confirmar. Parte del respeto a la opinión del otro, a la visión de país que tienen quienes no comparten la misma que nosotros, está en evitar juntos este tipo de distracciones que desvían la atención de lo importante: un evento capaz de convocarnos a todos con la mirada puesta en el futuro.

¡Vayamos a votar! Yo los invito a acudir hoy a sus centros electorales y usar esa llave que tiene cada uno de ustedes.‬ Los invito a votar por la opción de su preferencia y a que este día sea de fiesta democrática.

Hoy va a ser un día alegre, va a ser un día hermoso, ¡Hoy va a ser el día de Venezuela! ¡Que Dios bendiga a Venezuela¡ ¡Amén!