Archivos Mensuales: septiembre 2012

El Futuro Se Hace Presente 9

Tu voto, tu futuro

¡Falta sólo una semana para que los venezolanos le abran las puertas al futuro! El próximo domingo es el día en el que decidiremos el camino que tomará nuestra Venezuela en los próximos seis años. ¡Un camino del Progreso para todos por igual!‬

‪Esta semana cerramos la campaña electoral con la certeza de habernos dedicado en cuerpo y alma a llevar nuestras propuestas para el progreso a cada rincón del país. Cerramos la campaña con una gran experiencia y un inmenso aprendizaje, con la satisfacción de haber llegado a la puerta de millones de venezolanos y de conocer sus inquietudes y planteamientos para construir el país que queremos.‬

Hemos recorrido el país para hacer un compromiso con todos los venezolanos, sin importar su tendencia política, porque sabemos que ya es hora de dejar de lado los conflictos y las divisiones, es hora de que trabajemos juntos para construir el país que llevamos tanto tiempo esperando.‬

Sabemos que las personas y las comunidades deben ser protagonistas en la construcción de ese país en el que todos podamos progresar. Porque todos debemos ser parte de un equipo, el mejor equipo para construir la Venezuela del Progreso. ¡Venezuela es nuestro equipo!‬

Nosotros venimos a hacer lo que no se ha hecho. El actual gobierno no pudo: ya son catorce años, y catorce años son suficientes. El otro candidato habla de salvar el planeta, pero no habla de los problemas reales de los venezolanos. No habla del desempleo, ni de la inseguridad, ni de la anarquía, porque en 14 años no han tenido la voluntad de ponerse al frente para resolver estos problemas.‬

Ahora, cuando se acercan las elecciones, quieren hacer ver a los venezolanos que están trabajando. Muestran fábricas, entregan casas, inauguran tramos de carreteras que debieron estar listas hace años, colocan primeras piedras y anuncian que ahora sí van a construir… como si fuera una gran noticia que el gobierno trabaje y haga lo que tiene que hacer. ¿Cómo creer en un gobierno que empieza a trabajar con 14 años de retraso?‬

Comprometidos con tu futuro‬

Sabemos que falta poco para que los venezolanos alcancemos ese país de progreso y oportunidades para todos. Tenemos la certeza de que juntos podemos alcanzar ese sueño: una Venezuela de paz, de tranquilidad, con educación, viviendas, servicios públicos y empleos con calidad para todos los venezolanos.‬

Sabemos que nuestro país tiene más futuro que pasado. Por eso sabemos que no podemos quedarnos mirando hacia atrás. También sabemos que nuestro país tiene más futuro que presente, por eso es que no podemos quedarnos estancados donde estamos hoy. ¡Es futuro lo que tiene nuestro país por delante!

Nosotros estamos convencidos de que es posible construir un futuro mejor para todos los venezolanos por igual. Estamos convencidos de que podemos aprovechar el potencial que tenemos para construir ese país que nos merecemos, dejando de lado el conflicto, la división y eliminando los obstáculos, con un gobierno eficiente, que brinde oportunidades y que asuma ante los venezolanos el compromiso de ponerse al frente de las soluciones, de la construcción de ese futuro. ¡Porque sí es posible lograrlo y juntos tenemos la fuerza para hacerlo!‬

El próximo domingo tenemos un compromiso con el futuro de nuestra Venezuela. Porque esta elección se trata de escoger entre dos propuestas muy claras: el camino del Progreso y la construcción del futuro de nuestro país o el estancamiento, las vías del conflicto, la división y la ineficiencia por las cuales nos ha llevado el gobierno central durante los últimos catorce años.‬

‪Lo que vamos a decidir el próximo domingo es si queremos seguir viviendo en el pasado o si queremos un país que avance hacia el futuro, un país en el que todos podamos progresar y vivir mejor. Lo que vamos a decidir el próximo domingo es si queremos un país de un solo color o una Venezuela tricolor, para todos por igual.‬

‪Yo los invito a usar esa llave que tiene cada uno de ustedes, para que el próximo domingo convirtamos toda la energía y el entusiasmo que ha colmado nuestros recorridos por toda Venezuela en millones de votos para el Progreso.‬

‪Yo quiero que ustedes sueñen con ese país que vamos a construir juntos. Por eso los invito a votar por ustedes, a votar por Venezuela. ¡Yo voto por todos los venezolanos, yo voto por Venezuela! ¡Hay un camino!

Nuestro compromiso con el Progreso

¡Cada vez estamos más cerca de la Venezuela del Progreso! En menos de quince días los venezolanos le abriremos las puertas al futuro, a un país en el que todos podamos vivir tranquilos, en el que todos tengan la oportunidad de progresar. ¡Un país donde nadie se quede atrás!

Nuestro compromiso es gobernar para todos, sin exclusiones ni discriminaciones, con el único propósito de que cada venezolano, cada familia y cada comunidad tenga una vida mejor. Y nada ni nadie me apartará del compromiso que he adquirido con cada uno de ustedes.

Porque los venezolanos tenemos demasiado tiempo esperando por un gobierno que se comprometa y que se ponga al frente de las soluciones. Este gobierno tiene catorce años de retraso. Catorce años en los que no han podido resolver los problemas de los venezolanos. Catorce años poniendo obstáculos para el progreso.

Nuestro gobierno sí asumirá la responsabilidad del Estado como garante de oportunidades para todos por igual. Nosotros sí nos comprometemos a ponernos al frente de las soluciones de los problemas y a construir juntos el camino para que todos los venezolanos podamos vivir tranquilos y progresar.

Nuestros planes para el Progreso

Nosotros tenemos un PLAN DE GOBIERNO y propuestas transparentes, a la vista de todos, y hemos recorrido nuestro país para llevar ese plan y esas propuestas a todos los venezolanos.

Ya hemos presentado nuestro PLAN EMPLEO PARA TODOS. Porque quien tiene un empleo con calidad el hambre no le toca la puerta. Por ello, nuestro compromiso con los venezolanos es generar empleos con calidad, crear las condiciones de confianza y de seguridad legal para que abran más empresas. Nos comprometemos a dejar de expropiar empleos: cada terreno expropiado, cada fábrica cerrada, cada empresa que fracasa en manos del gobierno son empleos que se pierden y familias que se ven afectadas. ¡Nosotros vamos a generar las oportunidades para que podamos superar los obstáculos!

También sabemos que los venezolanos sólo podremos progresar si sabemos que nuestras vidas son respetadas y están protegidas por el Estado. Por eso presentamos nuestro PLAN SEGURIDAD PARA TODOS, que articula acciones integrales que permitirán el orden y la seguridad en las ciudades y en sus zonas populares, pero que también contemplan al campo y a los sectores rurales, donde la presencia de la violencia aumenta cada vez más.

Tenemos una enorme capacidad que los políticos del continuismo han desaprovechado: imaginemos cuánto haríamos si en lugar de gastar el dinero de los venezolanos importando, produjéramos en nuestro país, convirtiendo la etiqueta Hecho en Venezuela en un orgullo de todos y en la posibilidad inmediata de apoyar a nuestros productores y frenar la inflación. Para lograr esto, presentamos nuestro PLAN HECHO EN VENEZUELA, porque lo que necesita nuestra economía es fortalecer la producción nacional y sabemos que podemos lograrlo.

Las misiones y los programas sociales no son un regalo del gobierno: son un derecho de quienes necesitan ser acompañados en las coyunturas y en los momentos más duros de la vida. Con nuestro PLAN COMPROMETIDO CONTIGO haremos más fuerte tu derecho a recibir atención por parte del Estado, sin presiones ni amenazas de ningún tipo, sin discriminaciones.

Nosotros sabemos que la Infraestructura es fundamental para el progreso de nuestra Venezuela. El país necesita que se construya para la vida, que se realicen proyectos orientados a atender las necesidades de cada venezolano y proveer soluciones a cada comunidad. Con una visión integral, en nuestro PLAN CONSTRUYENDO JUNTOS TU PROGRESO ejecutaremos obras que harán posible las condiciones para vivir mejor.

Estos son tan solo algunos de los planes articulados en nuestro plan de gobierno, sabemos que no se trata de soluciones milagrosas.Son muchas las dificultades que hemos superado y las que todavía nos quedan por superar, pero sabemos que con voluntad política y con el trabajo conjunto podemos construir el país que llevamos tanto tiempo esperando. De lo que se trata es de hacer las cosas bien.

Un camino mejor

A los venezolanos les ha quedado claro que tener buenas intenciones no es suficiente. Después de catorce años, este gobierno no pudo ofrecer soluciones a los problemas que afectan a las familias de nuestro país. ¡Catorce años son suficientes!

Nosotros nos comprometemos a generar las condiciones para que puedas vivir tranquilo, tengas accesos a servicios públicos eficientes y un empleo con calidad que te permita estar mañana mucho mejor que hoy. ¡El futuro ya comenzó!

¡Es hora de que Venezuela encuentre su camino! Es la hora de un proyecto capaz de convocarnos a todos. Porque sabemos que la esperanza siempre triunfa sobre el miedo y que el camino a la Venezuela del futuro nada la detiene.

En cada elección hemos triunfado gracias a la confianza y al voto de los venezolanos que quieren un futuro mejor. Y a partir del 7 de octubre, con el voto de los venezolanos, abriremos la puerta de una nueva Venezuela en la que todos vayamos hacia adelante.

¡Hay un camino!

Nuestros primeros 100 días de tu Progreso

¡Seguimos avanzando hacia la Venezuela del Progreso! Apenas veinte días faltan para que los venezolanos le abramos las puertas al futuro. ¡Y en la Venezuela del futuro nadie se queda atrás!

A lo largo de nuestros recorridos por los pueblos de Venezuela hemos adquirido un compromiso con cada venezolano, sin discriminaciones. El cumplimiento de ese compromiso empieza ahora, pues el futuro no puede seguir esperando. Ya los venezolanos tenemos demasiado tiempo esperando.

Es hora de que Venezuela encuentre su camino, es la hora de un proyecto capaz de convocarnos a todos, sin exclusiones ni distinciones. Es hora de preguntarnos qué tenemos en común en lugar de insistir en las diferencias.

Nuestra forma de pensar nos diferencia, y sabemos que debemos conciliar todas las diferencias para poder construir el país que todos queremos. Además, el compromiso de servir al pueblo y trabajar para hacer mejor la vida de todos los venezolanos es algo que nos une. Nosotros trabajaremos en equipo con todos los niveles de gobierno: ya es hora de que un Presidente se comprometa a hacerle llegar a los venezolanos las soluciones y se haga responsable de que eso sea una realidad.

Hoy nos unen los mismos problemas, pero desde el primer día de nuestro gobierno nos unirán las soluciones. ¡El 7 de octubre le abriremos las puertas al futuro, al progreso de nuestra Venezuela!

Nuestros planes, nuestros compromisos

Nuestros primeros 100 días de gobierno son un llamado al encuentro de todos, a la reconciliación real entre los venezolanos. Y no sólo se trata de una reconciliación política, sino de una unión convertida en una fuerza, una unión que sea una garantía, un ejemplo que demuestre que podemos estar mejor. Los venezolanos quieren un cambio, una nueva manera de hacer política.

Nosotros tenemos un Plan de Gobierno transparente y a la vista de todos. Tenemos propuestas claras, orientadas hacia la búsqueda de soluciones eficaces para los problemas de los venezolanos.

No se trata de soluciones milagrosas, pues nadie ha dicho que va a ser fácil. Se trata de hacer las cosas bien, y para esto es preciso un esfuerzo conjunto. ¡Porque juntos tenemos la fuerza para el Progreso!

Son muchas las dificultades que debemos superar, consecuencia de años de viejas políticas que ya terminan. Le dedicamos a este proyecto todo nuestro esfuerzo, nuestra pasión y nuestra alegría, pero sobre todo nuestra experiencia como gobernantes.

Los primeros 100 días…

Los 100 primeros días de Progreso son el comienzo de un camino que transitaremos juntos, son un llamado al encuentro, a la reconciliación real entre los venezolanos. Pero no sólo una reconciliación política, sino la unión convertida en una fuerza, en una garantía, en un ejemplo. Los venezolanos quieren un cambio, una nueva manera de hacer política.

Nuestros primeros 100 días de Progreso permitirán ver la diferencia entre la cháchara a la que se ha dedicado el gobierno central y los compromisos reales con la solución de los problemas de los venezolanos.

Nuestros primeros 100 días de Progreso marcarán la diferencia entre lo que es sentir miedo a cada momento y un gobierno para el que la vida de cada uno de nosotros es sagrada y es protegida por el Estado, en una lucha organizada, efectiva y permanente contra el hampa, la delincuencia y la violencia.

Nuestros primeros 100 días de Progreso le permitirán a las familias venezolanas saber que le abrimos la puerta al futuro con trabajo en equipo y generando confianza, creando las condiciones para vivir tranquilos con nuevas oportunidades de empleo.

Nuestros primeros 100 días de Progreso servirán a empleados públicos, trabajadores de las empresas del Estado y beneficiarios de las misiones para saber que sus condiciones no sólo se mantienen sino que habrán sido mejoradas, gracias a la voluntad del nuevo gobierno y a una nueva manera de hacer política.

Yo me he comprometido a gobernar para todos, sin exclusiones y con el único propósito de que cada venezolano, cada familia y cada comunidad tenga una vida mejor. Nada ni nadie me apartará del compromiso que he adquirido con cada uno de ustedes. Este compromiso nos involucra a todos porque sus resultados serán beneficiosos para todos.

El futuro ya comenzó, y el 7 de octubre los venezolanos vamos a votar por el Progreso, por tu empleo, por tu seguridad. Nosotros estamos listos para empezar a trabajar desde el primer día. ¡Ahora avancemos juntos hacia el futuro!

¡Venezuela, hay un camino!

 

Construyendo juntos tu progreso

¡Continuamos avanzando hacia el progreso! Seguimos recorriendo los pueblos de nuestra Venezuela, llevando nuestras propuestas y escuchando los problemas que nos plantean en cada rincón. ¡Ya superamos los 200 pueblos y seguiremos recorriendo el país!

Nosotros tenemos una nueva manera de hacer política. Entendemos que asuntos como el de la vivienda, los servicios y espacios públicos y la vialidad deben ser atendidos de una manera integral, vinculándolos con la salud, la educación, el empleo y la seguridad de todos los venezolanos.

Las viejas maneras de hacer política, durante más de catorce años, han atendido la infraestructura de manera deficiente, muchas veces como una reacción ante emergencias o contingencias que en muchas ocasiones surgen por falta de diagnóstico oportuno y mantenimiento responsable.

Hoy el estado de nuestros servicios públicos es lamentable: nuestra capacidad de generación eléctrica es 2.400 MW menor a lo que requerimos; 4 millones de venezolanos no reciben agua y tienen que pagar 200 veces más de lo que cuesta para poder obtenerla; 90% de las carreteras del país están en pésimo estado.

Más de 700.000 hogares de nuestra Venezuela presentan hacinamiento crítico y más de 670.000 no tienen servicios básicos. Muchos damnificados aún continúan viviendo en refugios; en 2012 el déficit habitacional aumentó a más de 2,5 millones de viviendas.

La situación de la educación y de la salud no es muy distinta: 70% de la infraestructura escolar requiere mantenimiento mayor. En la actualidad, cerca de 700.000 jóvenes quedan fuera del sistema de educación básica por falta de infraestructura. Nuestro sistema de salud cuenta con menos de 2 camas por cada 1.000 habitantes, la mitad de lo recomendado por la OMS.

El gobierno central ha regalado 7.000 millones de dólares de nuestros recursos a otros países, olvidándose de solucionar los problemas que vivimos los venezolanos. Esta manera de proceder sólo ha permitido que grandes cantidades de dinero hoy estén comprometidas por corrupción y promesas incumplidas, cuando pudieron ser invertidas en soluciones reales y eficientes.

Nuestro plan para construir juntos el Progreso

Ya hemos presentado nuestro plan Construyendo Juntos Tu Progreso, que fue concebido pensando en ti y en tus necesidades. Porque conocemos la naturaleza de los problemas y sabemos cómo llevar a cabo las soluciones: vamos a construir lo que necesitamos, proyectar lo que merecemos y mantener, mejorar y dar buen uso a lo que ya tenemos.

Pero para eso necesitamos un gobierno capaz de gestionar, administrar, mantener y conservar con eficiencia la infraestructura nacional, pero que comprenda que tu vivienda y tu comunidad son el eje de todo. Es por ello que hemos estructurado este plan en cuatro pilares fundamentales:

 ● Una visión integral. Nuestra visión de la infraestructura nacional involucra a los tres niveles de gobierno en un trabajo conjunto, con una planificación responsable y un manejo transparente del presupuesto para evitar las enormes pérdidas que han generado la corrupción y la improvisación.

● Obras que nos unan. Es necesario construir obras que nos permitan progresar a todos. Nuestro gobierno le dará prioridad a las obras que tengan mayor impacto en tu vida y en la de tu familia. También entran en este compromiso las obras y el mantenimiento necesario para poder llevar los servicios públicos a todos los venezolanos.

● Construir para la vida. Nuestro gobierno sí asumirá la responsabilidad del Estado como garante de oportunidades para todos por igual. El papel que juega la Infraestructura en esta labor es fundamental, así que aseguraremos un entorno con las condiciones de habitabilidad óptimas para atender las necesidades de cada venezolano y proveer soluciones a cada comunidad. Gracias a nuestra visión integral, ejecutaremos obras que harán posible las condiciones para vivir mejor.

● Vivir mejor. Tener una vivienda es mucho más que tener un techo. Todas las familias venezolanas tendrán acceso a los servicios públicos y a la salud. Además, la comunidad donde esa familia hace su vida debe brindar oportunidades de educación, capacitación y empleo, de transporte y vialidad que la conecte con el resto del país.

El afán centralizador de quien hoy tiene el poder solamente ha hecho que las soluciones se alejen de los venezolanos. El país está lleno de piedras fundacionales que ya son monumentos a la mentira y a la ineficiencia extendida durante catorce años. ¡Ya tenemos demasiado tiempo esperando por una mejor Venezuela!

Como siempre decimos: cuando se hacen las cosas bien pasan cosas buenas. Mi compromiso es que cada proyecto de infraestructura que se inicie se termine en el tiempo previsto, que esté planificado y que los recursos sean manejados de manera transparente. Con trabajo en equipo y dándole prioridad a las obras que tienen mayor impacto en la calidad de vida de los venezolanos vamos a lograr construir el país que todos nos merecemos.

El futuro ya comenzó y los estamos construyendo juntos. Cada uno de nosotros tiene la llave para abrirle las puertas al futuro de nuestra Venezuela. ¡Y el 7 de octubre le vamos a abrir esa puerta a la Venezuela del Progreso! ¡Arriba Venezuela!

Es momento para la unidad de nuestra Venezuela

Los terribles acontecimientos que han ocurrido en nuestra Venezuela en los últimos días nos conmocionan y nos entristecen profundamente. Son momentos para la unión y la solidaridad de todos los venezolanos.

Hay una canción del cantor paraguanero Alí Primera que dice: “No basta rezar: hacen falta muchas cosas para conseguir la paz”. Rogamos a Dios Todopoderoso por la pronta recuperación de los heridos que arrojó la explosión y mucha fortaleza para las familias de las víctimas y para todo el pueblo de Paraguaná.

Ante los hechos ocurridos el pasado sábado en la Refinería Amuay, volvemos a extender nuestra palabra de solidaridad para los familiares y allegados de las víctimas, para la familia de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana y de nuestra Industria Petrolera, y para los vecinos de las comunidades cercanas a Amuay que también se vieron afectados por la explosión.

A ellos nuestra mano extendida y solidaria. Los venezolanos siempre nos encontrarnos en situaciones como esta. Tengan mucha fe, porque los venezolanos vamos a superar estas dificultades juntos. Somos un pueblo creyente y estamos seguros que Dios nos dará la fortaleza y sabiduría para salir adelante.

Nosotros creemos firmemente en la unidad, y estamos convencidos de que en momentos como estos los venezolanos debemos unirnos en un solo bloque para enfrentar juntos las dificultades que se nos presentan.

 Hoy es prioritario que se atiendan a las víctimas y sus familias. A los familiares de los fallecidos, quienes perdieron su casa y su empleo. A quienes siguen en una situación de riesgo por vivir en las inmediaciones de la refinería.

En estas horas difíciles nosotros estamos a la orden de las autoridades a quienes corresponde la atención de los sucesos lamentables que se presentaron en nuestro estado Falcón. Porque por encima de las diferencias políticas que pueda haber, debemos ocuparnos de resolver los problemas de nuestra Venezuela.

Porque no se trata sólo de pérdidas materiales, estamos hablando de personas, con nombres y apellidos, que perdieron la vida. El gobierno central debe dar respuestas a los venezolanos, debe asumir la responsabilidad de esta situación y determinar las causas que la produjeron. Los venezolanos necesitan una respuesta que esté a la altura de la situación. Estamos hablando del complejo de refinación petrolera más grande del mundo, donde debe haber medidas de seguridad para que estos accidentes no ocurran.

Pero tampoco debemos olvidar que en varios puntos del país y por razones completamente distintas muchas familias venezolanas están pasando por un momento difícil, muchas familias venezolanas están pasando por un momento duro. Con todos ellos debemos ser solidarios.

Se trata de compromiso y responsabilidad

Todos los eventos que están ocurriendo en nuestra Venezuela en estos momentos ameritan una profunda reflexión sobre hacia dónde va la patria. Porque todos sabemos que no se trata sólo de la terrible tragedia de Amuay, ni tampoco de los puentes caídos.

Lo que está ocurriendo en nuestro país tiene que ver con la forma en cómo se ha conducido a nuestra Venezuela en los últimos años. El gobierno central ha tomado un camino equivocado, el de la confrontación y el miedo. Pero los venezolanos sabemos que este no es el camino: hay otro camino y yo los invito a construirlo juntos. ¡Porque sabemos que podemos estar mejor!

Nosotros asumimos el compromiso con los trabajadores de nuestra industria petrolera: porque ellos merecen trabajar en condiciones seguras. No podemos aceptar que salgan todos los días de sus casas a trabajar como si fueran a una guerra, con miedo de no regresar.

No es posible los venezolanos que salgamos a trabajar cada día con el miedo de no saber si volveremos a casa, si volveremos a ver a ver a nuestras familias. Es por ello que nosotros nos comprometemos con todos los trabajadores de nuestra Venezuela y no sólo con los que se ponen la franela de un color. Así como les dijimos a los trabajadores de nuestras industrias básicas hace unos días en el estado Bolívar: aquí nadie va a tener que ponerse la franela de un color para que se respeten sus derechos ni para que se cumplan los compromisos.

Porque no se trata de que “la función debe continuar”. Esto no es un show. Nuestra Venezuela no se puede seguir manejando desde una pantalla de televisión. Se trata de asumir responsabilidades y ponerse al frente de las soluciones. Se trata de comprometerse y no de seguir reciclando promesas.

No es tiempo de politiquerías ni de cháchara. Es tiempo trabajo, de unión, de responsabilidad y de compromiso. Es tiempo de decidir si queremos seguir anclados al pasado, si queremos seguir en este estancamiento y en esta angustia permanente, o si vamos a tomar el camino del progreso, de la construcción de un país donde todos los venezolanos puedan vivir tranquilos.

Se trata de que los venezolanos podamos avanzar hacia el futuro de progreso que nos merecemos. Nuestra Venezuela necesita un gobierno que se ponga al frente de las soluciones con responsabilidad y transparencia.

Sabemos que nuestro país tiene mucho futuro por delante, a pesar de las adversidades, y nosotros estamos comprometidos con todos los venezolanos para que juntos construyamos ese futuro.

¡Que Dios bendiga a nuestra Venezuela!