Archivos Mensuales: julio 2012

¡Comprometido contigo!

Para nosotros, el bienestar de todos los venezolanos es una prioridad. ¡Porque en la Venezuela del progreso nadie se queda atrás!

Proponemos un camino nuevo, que nos conduce a un futuro donde podamos decidir el destino que queremos y vivir tranquilos, donde todos podamos progresar. ¡El camino del Progreso es estar mejor hoy y mañana!

Para ello, es necesario fortalecer y reglamentar los programas sociales, para que den a los venezolanos las herramientas necesarias para progresar. Pero hasta ahora, estos programas han sido concebidos como una ayuda inmediatista, que resuelve momentáneamente una circunstancia, pero no soluciona los problemas que la causan.

Los programas sociales deben pensarse para ayudar a quienes más lo necesitan, pero también deben evitar que otros venezolanos caigan en las trampas de la pobreza. Tus conquistas son tuyas y nadie puede quitártelas, pero no es justo que alguien dependa de programas sociales durante toda su vida.

Nosotros proponemos un camino de progreso que merecemos transitar en paz, con justicia social, creando riqueza y bienestar para todos por igual. Es un camino que se construye a lo largo de toda la vida de cada venezolano, desde que está en gestación hasta que llega a la vejez.

Sabemos que haciéndolo así alcanzaremos un país que progresa, donde cada venezolano pueda ser verdaderamente independiente. ¡Porque cuando se hacen las cosas bien, pasan cosas buenas!

No es justo que las familias venezolanas no tengan un sistema de seguridad social transparente al cual puedan acudir justo en los momentos que más lo necesitan. Necesitamos instituciones comprometidas con las soluciones y conectadas de una manera integral que permita superar las adversidades y que las familias crezcan.

Cinco compromisos y primeras soluciones

¡Nosotros tenemos un plan y sabemos cómo llevarlo a cabo! Para darle solución a los problemas medulares de la sociedad venezolana presentamos el PLAN COMPROMETIDO CONTIGO, concebido de manera integral y que se conecta directamente con nuestro Plan de Gobierno.

Nuestro PLAN COMPROMETIDO CONTIGO se integra en cinco compromisos fundamentales:

• Que ninguna familia se acueste sin comer.

• Que ninguna Madre sufra por falta de protección a su familia.

• Que ningún Joven abandone el liceo.

• Que ningún adulto mayor sea dejado a su suerte ni a su familia.

• Que no haya barrera para ninguna persona con discapacidad.

Vamos a garantizar que cada venezolano pueda progresar y vivir tranquilo sin que sea un obstáculo haber nacido en condiciones desfavorables. Nuestro Plan convierte al Estado Social en mucho más que un aliado de las familias venezolanas: se trata de una nueva manera de entender el poder como una herramienta para servir a quienes lo necesitan.

Porque las nuevas maneras de hacer política deben centrarse en las personas y ofrecerles soluciones eficaces, de acuerdo con el momento vital en el que se encuentran:

Inicialmente, el apoyo en los servicios de salud y de atención materno infantil, que velen por el buen desarrollo de la madre y de los niños pequeños. Luego la escuela, la oportunidad para formarnos, desde los hábitos hasta los conocimientos para desarrollarnos, sumado a los valores de la convivencia, la democracia y el respeto hacia los otros. Después debemos poder ser útiles a nuestra sociedad y a nosotros mismos, con nuestro esfuerzo en un empleo con calidad, para luego poder formar un hogar, algo que pasa por la posibilidad de tener acceso a una vivienda que esté en terrenos estables, con servicios públicos, vialidad, espacios para la recreación, donde podamos compartir con nuestros vecinos y con la comunidad a la que pertenecemos.

Pero para poder recorrer este camino es necesario contar con los medios necesarios para que nosotros y nuestras familias tengamos una vida larga, plena y satisfactoria, gracias a un sistema de protección social y al acceso universal a sistemas de salud y seguridad social que nos permitan tener una vejez segura.

Es por ello que presentamos estas primeras soluciones: para eliminar la desigualdad que le impide a la familia venezolana tener acceso a las oportunidades. Estos programas sociales son las escaleras por las cuales todos podrán montarse en el autobús del progreso. ¡Porque en el autobús del progreso cabemos todos!

Donde esté un venezolano que nos necesite, allí estaremos nosotros para servirle, para tenderle la mano. Ése es mi compromiso contigo. Juntos podemos lograrlo. ¡Hay un Camino!

Aquí puedes conocer el Plan Comprometido Contigo 

Pueblo por pueblo, cara a cara con la gente

¡En la Venezuela del progreso nadie se queda atrás! Continuamos nuestro recorrido pueblo por pueblo, por todos los rincones de nuestra Venezuela, asumiendo nuestro compromiso con cada uno de los venezolanos y compartiendo nuestro proyecto con todos por igual.¡Nuestro avance hacia el progreso no se detiene!

En estos primeros 20 días de campaña electoral ya hemos recorrido 15 estados de nuestra Venezuela: casi 40 municipios, más de 60 pueblos. Y vamos a seguir llegando hasta todos esos pueblos que el gobierno central ha olvidado. Pueblos donde viven miles y miles de venezolanos que están esperando la oportunidad para progresar; pueblos donde el otro candidato sólo llegará en vallas y afiches.

Nosotros seguimos hablando con la gente, cara a cara, conociendo sus problemas más inmediatos y comprometiéndonos con la búsqueda de soluciones.Seguimos recorriendo los pueblos de nuestro país, para ponernos al frente de los problemas y no para echarle la culpa a otros por la ineficiencia y las promesas incumplidas.

Porque los venezolanos tenemos demasiado tiempo esperando por un gobierno que se comprometa y que se ponga al frente de las soluciones. Este gobierno tiene catorce años de retraso. Catorce años en los que no han podido resolver los problemas de los venezolanos.

Ahora, que se acercan las elecciones, comienzan a reactivar proyectos, a poner primeras piedras, a reciclar promesas hechas durante catorce años.

Hoy hablan de salvar al planeta y en catorce años no han podido salvar a los cientos de miles de venezolanos víctimas de la violencia. Hoy hablan de independencia y en catorce años sólo han logrado hacernos más dependientes de las exportaciones. Hoy hablan de igualdad, de inclusión y de respeto y continúan abusando del poder que el pueblo les dio.

Hoy pretenden hacernos creer que ahora sí se van a ocupar de los problemas de los venezolanos. Pero el otro candidato sabe que ya su tiempo se agotó. Ya el otro candidato no tiene nada nuevo que ofrecer.

La fuerza de nuestras regiones

En cada una de las regiones que hemos visitado existe un inmenso potencial humano y productivo. Pero el gobierno central lo único que hace es poner obstáculos para el progreso de los venezolanos, ha permitidoque los cuarentaañosquecriticaba se convirtieran en más de cincodécadas de abandono. ¡Ésteesunnuevoliderazgoquepondrá fin a cincuentaaños de políticasque se alejan de la gente!

Las Fuerzas Regionales de Progreso son un compromiso que ya hemos asumido. Y para estas Fuerzas Regionales contamos contigo, contamos con todos los venezolanos, sin importar color político, para poder lograr los objetivos. Pero también necesitamos un gobierno central eficiente que oriente y facilite; necesitamos que los gobiernos regionales tengan la potestad para supervisar y activar; necesitamos que la iniciativa privada esté motivada y en confianza para aportar inversión y tecnología; y, sobre todo, necesitamos que las personas y las comunidades sean protagonistas en la construcción de un país en el que todos podamos progresar. Todos somos parte de un equipo, el mejor equipo para construir la Venezuela del Progreso. ¡Venezuela es nuestro equipo!

Nosotros estamos convencidos de que es posible construir un futuro mejor para todos los venezolanos por igual. Estamos convencidos de que podemos aprovechar el potencial que tiene nuestra Venezuela para construir ese país que nos merecemos, dejando de lado el conflicto, la división y eliminando los obstáculos, asumiendo el compromiso con los venezolanos de ponernos al frente de la construcción de ese futuro. ¡Porque sí es posible lograrlo y juntos tenemos la fuerza para hacerlo!

¡Los invito a que sigamos caminando juntos! Los invito a todos a compartir este sentimiento de esperanza y a convertir este entusiasmo en la fuerza electoral que necesitamos el 7 de octubre. Tenemos que convertir esta energía en millones de votos el próximo 7 de octubre.

No nos cansamos de repetirlo: ¡Juntos podemos alcanzar el país que tenemos tanto tiempo esperando! ¡Arriba Venezuela!

 

Comprometidos con el futuro de Venezuela

¡Nada nos detiene en nuestro camino hacia el Progreso! Seguimos recorriendo los pueblos de nuestra Venezuela, escuchando a todos los venezolanos por igual y presentándoles nuestras propuestas para el futuro que ya comenzamos a construir juntos. ¡Seguimos sumando las voluntades de millones de personas que saben que es posible construir el país que nos merecemos!

Porque este camino que estamos construyendo necesita de todos los venezolanos por igual. Este camino que nosotros planteamos al país es un camino de paz y tranquilidad, un camino sin violencia y sin divisiones que nos permita alcanzar ese futuro que tenemos tanto tiempo esperando.

Porque es futuro lo que tiene nuestra Venezuela por delante, y es con ese futuro con el que estamos comprometidos, aunque quieran obligarnos a vivir estancados y mirando hacia el pasado.

Un Presidente debe ser capaz de unir, de convocar a todo el país a un proyecto que beneficie a todos. Sólo así se puede hablar del futuro. No hay futuro si se empeñan en mantenernos divididos y en un conflicto permanente. De lo que se trata es de concentrarnos en las cosas que nos unen.

Cuando yo les digo que me comprometo con ustedes, lo hago porque durante 14 años la palabra ha sido maltratada. El otro candidato la ha desgastado, abusado de ella, malgastándola y quedándose en cháchara y gamelote. Pero los venezolanos vamos a recuperar la confianza en la palabra, la confianza en el otro y en el compromiso.

Y el 7 de octubre, además, tenemos un compromiso con el futuro de nuestra Venezuela. Porque esta elección se trata de escoger entre dos propuestas muy claras: el camino del Progreso y la construcción del futuro de nuestro país o el estancamiento, las vías del conflicto, la división y la ineficiencia por las cuales nos ha llevado el gobierno central.

Pasado vs. futuro

Actualmente vivimos acosados por la violencia, la inseguridad, la deficiencia de los servicios públicos, la falta de empleos con calidad. Todo consecuencia de un modelo gastado, que ya dio todo lo que tenía que dar.

El 7 de octubre nos tocará escoger entre ese modelo gastado, que ya tiene 14 años y que no ha podido solucionar los problemas de los venezolanos, y un futuro en el que todos podamos progresar.

El 7 de octubre nos tocará escoger entre el pasado y el futuro:

Pasado es que la violencia y la inseguridad nos tengan encerrados y vivamos con miedo de salir a la calle.

Futuro es que en los barrios, en los pueblos, en las comunidades, en las ciudades, las personas puedan caminar tranquilas y sin miedo, porque el gobierno asume la responsabilidad de proteger a las personas.

Pasado es que tengas que hacer horas de colas y tener que visitar varios mercados para poder conseguir los alimentos para tu familia, que tengamos que comprar lo que hay cuando hay. Pasado es que en un país con tantos recursos no se consigan diariamente los productos básicos y que tengamos que depender de las importaciones.

Futuro es que todos los venezolanos podamos elegir los productos que queramos comprar, productos de calidad que sean “Hechos en Venezuela”. Futuro es tener un gobierno que brinde las oportunidades a nuestros productores para desarrollar la agricultura y asegurar alimentos con calidad y a buenos precios para todos los venezolanos.

Pasado es que los venezolanos intentemos sobrevivir con una inflación que se come nuestro sueldo. Pasado es saber que la plata no te alcanza, porque cada mes los precios suben y tu salario no es suficiente para cubrir los gastos mínimos.

Futuro es que nuestro sueldo alcance para lo que necesitamos, y más, que podamos ver a nuestro esfuerzo convertido en los bienes que soñamos para nuestras familias, porque podemos ahorrar.

Pasado es que haya cortes de electricidad y de agua a cada momento, que no podamos contar con los servicios básicos en nuestras viviendas. Pasado es que tengamos carreteras con huecos y sistemas de transportes deficientes.

Futuro es que cada hogar venezolano cuente con servicios públicos de calidad, con sistemas de transporte eficientes, que cubran las necesidades de la población y que todos podamos desarrollarnos y progresar.

 Y es al futuro hacia donde vamos. ¡Porque al futuro de nuestro país no lo detiene nadie! ¡Y ya comenzamos a construirlo!

 En el camino que conduce al triunfo el 7 de octubre, necesitamos la energía, el compromiso y el trabajo de cada uno de nosotros. Necesitamos del esfuerzo de todos los que sabemos que podemos cambiar el rumbo de Venezuela, que queremos y que merecemos un país en el que todos podamos vivir tranquilos.

 ¡Tu voto puede cambiar las cosas! ¡Hay un camino!

Un compromiso pueblo a pueblo

¡Seguimos avanzando, llenos de entusiasmo y alegría! El huracán del Progreso continúa recorriendo toda nuestra Venezuela, sumando la fuerza de miles y miles de venezolanos que saben que el futuro ya comenzó y que está en nuestras manos cambiar el rumbo de nuestro destino. ¡Juntos tenemos la fuerza para construir un futuro mejor!

Arrancamos esta nueva etapa en nuestro camino hacia el Progreso visitando dos pueblos olvidados de nuestra Venezuela, pueblos en donde están los más necesitados. Fuimos hasta la comunidad de Kumarakapay, al oriente de Canaima, una región milenaria que nos muestra a simple vista lo bendecidos que estamos por vivir en esta tierra. Luego viajamos más de dos horas hasta el otro extremo del país, a la Guajira venezolana, en el barrio El Nazareth del municipio Mara, el lugar donde nació la palabra “Venezuela”.

Hemos venido recorriendo muchas calles del país, visitando casa por casa, escuchando y presentando nuestros planes y propuestas. Empezamos desde lo pequeño y hemos ido creciendo, paso a paso, sumando voluntades. Nos une el deseo que todos los venezolanos tengamos un futuro de Progreso, para todos por igual.

Ahora seguiremos recorriendo nuestra Venezuela, pueblo a pueblo. Seguiremos compartiendo nuestro proyecto de Progreso con todos los venezolanos en cada rincón del país, sobre todo en los pueblos más olvidados, como lo empezamos a hacer el pasado domingo y hemos continuado durante esta semana.

Seguiremos afianzando nuestro compromiso con todos los venezolanos por igual, conociendo su cotidianidad y sus problemas, haciéndoles saber que esto no es sólo una elección, sino una oportunidad extraordinaria para demostrar que juntos podemos generar un cambio, mejorar y alcanzar nuestras metas. ¡Tenemos todo para ser un gran país!

Nosotros recorreremos cada pueblo, entrando en sus mercados, en sus plazas, en sus calles, en sus casas. Y lo estamos haciendo porque queremos encontrarnos con la historia personal de cada venezolano y poder decirle a los ojos que estamos comprometidos con su Progreso, que pueden contar con nosotros porque tenemos un plan. ¡Un plan que incluye a todos por igual!

Tenemos un plan para que haya más y mejores empleos; tenemos un plan para que haya más y mejores liceos; tenemos un plan para que la atención en salud sea de calidad para todos; tenemos un plan para combatir la inseguridad, donde tendremos cero tolerancia con la violencia, para que todos podamos vivir tranquilos, para que tú y tu familia puedan planificar su futuro y vivir en paz.

 Paso a paso, pueblo a pueblo

Vamos a demostrar que juntos podemos vencer los obstáculos que el gobierno central quiere poner en el camino de los venezolanos hacia el Progreso. Vamos a llegar a todos esos pueblos que han sido olvidados por el gobierno central, como si no existieran, lugares donde el otro candidato sólo llegará convertido en pendones y en amenazas.

En todos esos pueblos hemos visto muchos rostros, y en esos rostros está la decepción y las ganas de superar la desidia, las promesas incumplidas y el abandono del gobierno central. Porque catorce años son suficientes, veinte años son demasiados.

En los pueblos de nuestra Venezuela están las personas a quienes les prometieron que su vida sería distinta. Hoy, catorce años después, están en peores condiciones, con más inseguridad, más violencia, sin empleo, sin posibilidades para el progreso.

El otro candidato dice ahora que si usted no es de una determinada tendencia política no es venezolano. Yo les digo: no es el Presidente quien decide quiénes son venezolanos y quienes no, son los venezolanos quienes deciden quién será el próximo Presidente.

Por eso, en este camino hacia la Presidencia de la República, hemos decidido recorrer el país pueblo a pueblo. Porque donde quiera que un venezolano necesite ser escuchado y atendido, allí estaremos nosotros. Porque nuestro compromiso es con todos los venezolanos y no con un color político. ¡Nuestro compromiso es con Venezuela!

Ya lo dijimos en Santa Elena de Uairén, en el estado que lleva el nombre de nuestro Libertador: Bolívar es uno solo y nos pertenece a todos los venezolanos. Y fue nuestro Libertador quien dijo “nada es más dañino que una persona que esté muchos años en el poder, porque se acostumbra a mandar y nuestro pueblo a obedecer”.

Nosotros venimos a hacer lo que no se ha hecho. Venimos a ponernos al frente de los problemas y no a echarle la culpa a otros. Nosotros estamos aquí para buscar soluciones y servir a todos los venezolanos.

En cada familia que visito, en cada abrazo, en cada mirada, siempre hay esperanza. Por eso, para llegar a este futuro que soñamos, asumo un compromiso contigo, con todos los venezolanos. ¡Cuentas conmigo, cuento contigo!

 ¡Que Dios bendiga a nuestra Venezuela!

El huracán del progreso llegó a Venezuela

¡Seguimos avanzando en nuestro recorrido hacia el Progreso! Hoy comienza una nueva etapa en este camino que hace tiempo comenzamos a recorrer juntos. Empezamos esta campaña electoral llenos de esperanza y convencidos de que cuando se hacen las cosas bien pasan cosas buenas.

Hemos recorrido toda nuestra Venezuela. Hemos ido casa por casa, comunidad por comunidad, escuchando los problemas de las personas y buscando juntos las soluciones. Luego caminamos juntos hacia el CNE para inscribir la candidatura de todos los venezolanos, una candidatura que es el reflejo de la esperanza de millones de venezolanos que quieren una Venezuela de Progreso.

Porque esta es una candidatura ganadora. Porque nuestro camino, este que hemos ido construyendo paso a paso, está hecho con las nuevas maneras de hacer política: honesta, moderna y basada en solucionar los problemas de la gente.

Y llegó el Huracán de Progreso, que ya se sintió en Anzoátegui, Guárico, Yaracuy, Falcón, Zulia, Táchira, Barinas, Lara, Carabobo, Sucre, Apure, Mérida, Bolívar, Aragua. Ahora, continúa el recorrido por todos los rincones de nuestra Venezuela. Seguimos movilizándonos y convocando a todos los venezolanos, ahora pueblo a pueblo, para que compartamos este sentimiento de esperanza.

Hoy el compromiso se ve fortalecido, porque sabemos que es recíproco. Lo vemos en los sitios a los que vamos: miles y miles de personas en cada población, en cada región, nos reciben con alegría y entusiasmo. Miles de personas que se vuelcan en las calles porque el Huracán del Progreso avanza por toda Venezuela.

Con el apoyo de todos ustedes, con todas esas demostraciones de fuerza y energía que hemos desplegado por tantos rincones del país, en nuestras ciudades y nuestros pueblos, seguimos avanzando en este camino hacia el Progreso de todos los venezolanos. ¡Porque al futuro de nuestro país no lo para nadie!

Porque sabes que podemos cambiar el rumbo que le han impuesto a nuestra Venezuela, porque la fuerza para construir el país que merecemos está dentro de ti y de esos millones de venezolanos que piensan y sienten como tú. ¡Juntos tenemos la fuerza! ¡Juntos tenemos las ganas!

Hay un camino y ya lo estamos recorriendo

Ya lo hemos dicho: nosotros estamos comprometidos con el Progreso de todos los venezolanos, con la paz y la tranquilidad de todos los venezolanos por igual, sin importar su tendencia política.

Los venezolanos queremos un gobierno transparente, sin trampas, sin oscuridad. Queremos que tengas el derecho a pensar por ti mismo y no que otro decida tu vida. Queremos vivir tranquilos, sin miedo, sin chantajes políticos.

Nosotros venimos a hacer lo que no se ha hecho. Este gobierno no pudo: 14 años son suficientes, 20 años son demasiados. El otro candidato sigue hablando de lo mismo de lo que ha hablado durante 14 años, sigue echándole la culpa a otros. Pero no hablan de los problemas de los venezolanos. No hablan del desempleo, ni de la inseguridad, ni de la anarquía, porque en 14 años no han tenido la voluntad de ponerse al frente para resolver estos problemas.

Y ahora, cuando se acercan las elecciones, nos quieren hacer ver que están trabajando. Nos muestran fábricas, casas, distribución de servicios públicos, como si fuera una gran noticia que el gobierno haga lo que tiene que hacer. ¿Cómo creer en un gobierno que empieza a trabajar con 14 años de retraso?

Sabemos que falta poco para alcanzar ese país que llevamos tanto tiempo esperando. Tenemos la certeza de que juntos podemos alcanzar ese sueño: una Venezuela de paz, de tranquilidad, con educación, viviendas y empleos con calidad para todos los venezolanos.

El 7 de octubre todos tenemos un compromiso con nuestra Venezuela. Porque de eso se trata esta elección: de escoger entre el camino del Progreso o las vías del conflicto, la división y la ineficiencia por las cuales nos ha llevado el gobierno central.

Nuestra propuesta de Progreso sigue creciendo y va a seguir creciendo. El Huracán de Progreso apenas comienza. Imaginen todo lo que vamos lograr juntos si dejamos atrás el chantaje político, la dependencia del petróleo y confiamos en nuestras capacidades y talentos para impulsar el Progreso de nuestro país.

¡Los invito a que sigamos caminando juntos! Los invito a todos a compartir este sentimiento de esperanza, porque este camino apenas comienza y el 7 de octubre la esperanza triunfará sobre el miedo.

¡Tu voto puede cambiar las cosas! ¡El futuro ya comenzó! ¡Arriba Venezuela!