Archivos Mensuales: noviembre 2011

Capriles Radonski recorre la Parroquia de Santa Rosalía, en Caracas

Santa Rosalía se subió al autobús del Progreso

El candidato presidencial recorrió la Parroquia Santa Rosalía de Caracas

CAPRILES RADONSKI: LA VIOLENCIA SE DESMONTA CON EDUCACIÓN Y EMPLEO DE CALIDAD

Caracas, 27/11/2011.– El candidato presidencial, Henrique Capriles Radonski, encabezó este domingo la Gran Caminata Tricolor por el sector El Cementerio de la parroquia Santa Rosalía, del municipio Libertador de Caracas, desde donde aseguró que sí hay un camino para desmontar la violencia y ese camino debe poner el acento en el empleo, la educación y en tener un Sistema Judicial que funcione.

“Cuando nosotros vemos las estadísticas nos damos cuenta que los homicidios es el peor de los delitos. En 2010, Caracas registró más de 100 homicidios por cada 100 mil habitantes, más del doble de la estadística nacional. El tema de la violencia sí tiene solución en la medida en que el Gobierno tenga la voluntad política de reducirla. Nosotros creemos que cuando el Gobierno nacional le pone a este tema un tinte político, lo que hace es agravar el problema porque la violencia afecta a los que se ponen la franela de un color y de otro”.

Capriles Radonski, quien estuvo acompañado por el candidato al municipio Libertador, Ismael García, insistió en que el tema de la violencia debe ser abordado en corto, mediano y largo plazo. “En corto plazo debe entregársele al Poder Judicial todos los recursos para que éste funcione. Se debe acabar con la politización del Sistema Judicial para derrotar la impunidad. Si no combatimos la impunidad vamos a seguir en un círculo vicioso. A mediano y largo plazo se debe invertir en educación y promover la generación de empleos como lo hemos hecho en Miranda. La educación es un escudo contra la pobreza y un pasaporte para el futuro. Quienes tienen un empleo de calidad caminan tranquilos hacia el progreso”.

Reiteró que la seguridad debe ser vista como un concepto integral. “Vivir tranquilo va más allá de la seguridad policial, porque para que los venezolanos estén tranquilos deben tener educación, salud, empleo y viviendas de calidad. Los caraqueños y todos los venezolanos, sin importar su forma de pensar, merecen despertarse cada día y tener razones para pensar que ese día tendrán más oportunidades de progresar que el día anterior. Aquí se trata de sumar esfuerzos entre el Gobierno nacional, regional y local para resolverle a los venezolanos sus problemas”.

El candidato presidencial criticó el mensaje que se le quiere dar al pueblo de que si se produce un cambio el país va al caos y se acabarán las misiones. Aseguró que los venezolanos no deben temerle al futuro sino al atraso y recordó que el país y los programas sociales son de los venezolanos. “Las misiones no son del Jefe del Estado sino de todos los venezolanos. Nosotros no podemos caer en la presión y en el chantaje. Nosotros a lo que tenemos que tenerle miedo es al estancamiento, al atraso y a que los jóvenes culminen su educación y no tengan oportunidades. Este proyecto pone la mirada en el futuro. Aquí se trata de que todos los venezolanos alcancen sus metas y lo lograremos a través del camino electoral. Hoy algunos quienes intentaron llegar al poder a través de las armas le dicen golpistas a quienes piensan distintos. No se dejen chantajear. Estamos construyendo un proyecto renovador y que convoca a todos”.

El aspirante a la presidencia de la República invitó a los caraqueños y a todos los venezolanos a montarse en el Autobús del Progreso para recorrer el camino que le abrirá al pueblo las puertas del futuro. “A algunos les encanta hablar del pasado, nosotros preferimos hablar y trabajar por el futuro. Sí existe un camino para que todos progresemos. La fuerza de recorrerlo está dentro de cada uno de ustedes. Juntos tenemos la fuerza. Juntos tenemos las ganas. Vamos a recorrer el camino que ustedes quieren y no el camino que otros quieren para ustedes”.

Más de 10 mil personas caminaron con Capriles Radonski por Puerto Ayacucho

Amazonas se unió al autobús Tricolor del Progreso

Más de 10 mil personas caminaron con el candidato por Puerto Ayacucho

CAPRILES RADONSKI SE COMPROMETIÓ A ACELERAR LA DEMARCACIÓN DE LAS TIERRAS INDÍGENAS

Amazonas, 26/11/2011.- Este sábado, luego de ser bendecido por las comunidades indígenas de Amazonas, quienes le entregaron amuletos y protecciones consagrados por el shamán Ramón Nieves  de la etnia Piaroa, el candidato presidencial, Henrique Capriles Radonski, envió un mensaje de respeto y reconocimiento a todos los derechos y tradiciones de los pueblos indígenas de Venezuela. Desde Puerto Ayacucho, en esa entidad, asumió el compromiso de acelerar el proceso nacional de Demarcación de Hábitat y Tierras Indígenas, establecido en la Constitución de 1999.

“Hasta octubre de 2011, han sido demarcado menos del 3% de estos pueblos y comunidades del país, quedando pendiente más del 97 %. Hoy asumimos el compromiso de culminar lo más pronto posible este proceso que les permitirá a estas comunidades mejorar su calidad de vida. Nuestro pueblo merece que los recursos que les pertenecen lleguen a sus estados y a sus municipios, que en el país se puedan generar millones de empleos. Ese es el camino que tenemos que construir. Un camino de progreso que le abra a todos los venezolanos, sin importar su forma de pensar, las puertas del futuro. Este proyecto se trata de que nadie se quede atrás y respetar los derechos de estos pueblos”.

Capriles Radosnki, quien estuvo caminando con más de 10 mil personas las calles de Puerto Ayacucho, dijo que legislará y trabajará muy duro para resolver los problemas de los venezolanos. “Aquí se trata de construir una Venezuela en la que las leyes no sean letras muertas sino que se cumplan. Aquí se trata de que todas esas leyes y los textos que se han aprobado para reivindicar nuestras comunidades indígenas no se queden en papel. Estamos seguros que junto al Gobernador Liborio haremos el mejor equipo para que Amazonas continúe su camino hacia adelante. Venezuela tiene más futuro que pasado y Amazonas está llamado a ser una tierra de progreso para todos por igual. Amazonas”.

Aseguró que por ser el estado Amazonas una fuente de progreso, deben trabajar juntos, comunidades indígenas, Estado venezolano y el resto de las autoridades, para erradicar los males que hoy están presentes.  “Todas las instituciones tienen que trabajar en conjunto, nuestras Fuerzas Armadas son medulares en este estado. Son pilar fundamental para frenar el desgaste de las riquezas venezolanas que se encuentra en esta entidad. Amazonas quiere que se hable de educación, de salud, de seguridad, de empleo y de respeto. Amazonas quiere que se hable de los temas que verdaderamente son importantes”.

Este sábado, el candidato presidencial, también visitó San Fernando de Atabapo, en el municipio Atabapo del estado Amazonas, donde realizó una caminata e invitó al pueblo de esa localidad a recorrer el camino de la unión para lograr el progreso de todos los venezolanos. “Todos merecen progresar y tener un futuro mejor. La tarea es lograr una vida de tranquilidad y progreso en la que no haya mafias ni alcabalas políticas, en la que no haya chantajes ni presiones.  Sí existe un camino para progresar y un futuro donde el único requisito sea el esfuerzo de ustedes”.

Monagas se subió al Autobús del Progreso

Los monaguenses se subieron al autobús del Progreso

Monaguenses se subieron al Autobús del Progreso

CAPRILES RADONSKI: DEBEMOS USAR EL PETRÓLEO PARA CREAR NUEVAS OPORTUNIDADES DE EMPRENDIMIENTO

Maturín, 22/11/2011.- Este martes, en horas de la tarde el candidato presidencial, Henrique Capriles Radonski, llegó a Maturín para compartir con el pueblo monaguense e invitarlos a subirse al Autobús del Progreso. Durante su visita, aseguró que los beneficios de la bonanza petrolera deben ser entregados a todos los venezolanos, sin importar su forma de pensar, como corresponden.

“Nos satisface decir que Venezuela es el país que tiene la más importante reserva de petróleo del planeta,  pero no podemos depender exclusivamente del petróleo. Tenemos que usarlo para crear nuevas oportunidades de crecimiento y emprendimiento. Aquí se trata de diversificar y hacer más poderosa nuestra economía”.

Capriles Radonski recordó que la Faja Petrolífera del Orinoco, la cual abarca los estados Monagas, Anzoátegui y Guárico, es el más grande reservorio de petróleo en el mundo, por lo que se estima que Venezuela tiene garantizada la producción de crudo por casi 200 años.  “Sin embargo, el petróleo por sí sólo no es suficiente para que todos progresemos. El petróleo debe servir para impulsar la agricultura e industria, tiene que ser la palanca o el motor para mejorar nuestras vidas y que cada venezolano esté hoy, mejor que ayer y mañana, mejor que hoy”.

Asimismo, el candidato presidencial señaló que Pdvsa debe estar llamada a ser una empresa que se ajuste a las necesidades de los venezolanos. “La industria petrolera no le pertenece al Gobierno sino al pueblo. Aquí se trata de construir una Pdvsa al servicio de los venezolanos. Todos los que trabajan en la industria pueden tener la confianza de que a todos los vamos a necesitar. Hay que dejar atrás la división en bandos, la amenaza, el chantaje y el miedo. Estamos comprometidos a garantizar  a los empleados públicos y sus familias la tranquilidad de saber que su única preocupación debe ser hacer bien su trabajo. El poder para nosotros es un compromiso. Cuentas conmigo, cuento contigo”.

Reiteró que hay un camino que conduce al progreso de Venezuela y que es posible construirlo entre todos. “Tenemos que trabajar para todos por igual, trabajar en tricolor y por la patria grande y bonita donde nadie tenga que depender del Gobierno. No podemos quedarnos esperando que las cosas lleguen solas, nadie debe quedarse atrás o mirando hacia el pasado. Tenemos que fortalecer la educación de nuestros niños y jóvenes, quienes nos ayudarán a construir la Venezuela del progreso”.

Capriles Radonski ratificó que solamente a través de la educación es posible erradicar la violencia en el país. “Tenemos que fortalecer la educación inicial, una vez que logremos eso, podremos mejorar la educación en los niveles más avanzados. Tenemos que velar por el debate libre entre los venezolanos y mejorar el sistema de administración de justicia nacional, sólo así contaremos con un país tranquilo y seguro para los venezolanos. Ese es el camino que estamos construyendo y que soñamos para todos”.

Petróleo frente a oportunidades para todos

¿Para qué nos debe servir el petróleo? Esa pregunta, fundamental para todos los venezolanos, implica un desafío crucial de cara a los años que vendrán. Es una pregunta que me replanteo en cada uno de los encuentros que hemos sostenido recorriendo nuestro país.

Mientras los voceros oficiales celebran las cifras, en la calle encuentro a cada momento la angustia de quienes todos los días pierden la batalla contra la inflación; esa que un año más pasó ya de largo el 20% y nos coloca en un triste lugar de “liderazgo” entre todos los países latinoamericanos. Pero la angustia es doble para quienes no tienen un empleo de calidad, para quienes van estirando la arruga con un trabajito hoy y otro quién sabe y, por supuesto, para los muchos que sencillamente están desempleados.

Ante ellos insistimos en nuestra convicción de que nuestras riquezas pueden convertirse en una poderosa palanca para el progreso de todos los venezolanos. Progreso de verdad, el que crea muchos y bien remunerados puestos de trabajo, el que nos permite mejorar gracias a nuestra dedicación y nuestros talentos y no el que nos obliga a adoptar una doctrina política a cambio de un trabajito en el gobierno; el que nos hace realmente independientes y no, como ahora, el que crea una ilusión de prosperidad que se esfumará ante nuestros ojos en cuanto venga el primer revés en los precios del crudo, tal y como ya nos ha ocurrido en el pasado.

¿Quién no ha escuchado la historia del hombre aquel que se ganó el premio mayor de la lotería y durante unos meses vivió en la opulencia para acabar, a fin de cuentas, más pobre que antes de su golpe de suerte?

En la entrega de las becas "Soy Especial" y "Soy escolar". En Miranda, invertimos en Progreso.

Si vemos al petróleo como una lotería, entonces él será, como lo ha sido, un generador de pobreza. Si lo utilizamos, como de hecho se viene haciendo, para beneficiar a un SuperEstado que por una parte regala recursos, y por otra invierte fortunas en expropiaciones de empresas que no sabrá ni podrá gestionar con eficiencia y honestidad, entonces seguiremos atrapados en el círculo de la pobreza, siempre pagando caro lo que otros países producen para que nuestra población mal viva. Es decir, subsidiando con el petróleo venezolano el desarrollo de otras sociedades que sí entendieron la necesidad de ser productivas y de generar buenos empleos para su propia gente.

Administrar sabiamente el ingreso petrolero, sin perder nunca el foco puesto en las necesidades reales de la gente, es una responsabilidad histórica para el próximo gobierno. Sólo dejando a un lado el sectarismo y el estado de permanente alucinación, que les mantiene viendo enemigos por todos lados en lugar de potenciales aliados, podremos hacer de nuestro principal recurso material –el petróleo- un gran dinamizador de la agricultura, la industria y los servicios.

Pero el petróleo, como hemos dicho, es sólo una herramienta. El verdadero motor del cambio está en nuestra gente. Ese es el gran capital del país. Por ello nuestra propuesta de futuro, ese autobús del progreso al que todos pueden subir sin tener que presentar un carnet o vestir de un solo color, tiene una meta muy clara: invertir en las capacidades de los venezolanos y promover oportunidades para todos.

Invertir en capacidades significa garantizar educación, alimentación, salud y seguridad con criterios de calidad en el más amplio sentido; sin olvidar la indispensable solidaridad con los más pobres y vulnerables para que nadie se quede atrás en el camino del progreso.

Y esas capacidades, como la llave en la cerradura, deben encontrar oportunidades creadas por muchos inversores: desde el pequeño emprendedor que pone en juego su talento y sus ideas para crear una micro empresa, hasta el gran inversionista extranjero o nacional que está a la espera de un mínimo de seguridad para invertir y generar empleo en este país lleno de posibilidades.

Todos bajo el marco orientador de un Estado que cumpla su rol regulador y promotor, impidiendo los abusos, impulsando a quienes más lo necesitan y creando condiciones para la prosperidad de todos.

Esa meta es más que posible: ya está en el horizonte. Juntos vamos a recuperar la confianza indispensable para que este autobús del progreso nos conduzca, como un solo y gran equipo, al destino que por tanto tiempo ha buscado Venezuela.

Artículo de Reuters: Venezuela opposition won’t rush oil policy change

Por Marianna Parraga

* A new government would keep existing laws, stay in OPEC

* Opposition alliance would focus on raising output

* No backlash against companies that worked with Chavez

CARACAS, Nov 23 (Reuters) – Venezuela’s opposition coalition plans to keep most of Hugo Chavez’s oil policies in the short term if the socialist president loses his reelection bid in 2012, according to their economic advisors.

A loss for Chavez, who faces his toughest election yet as he recovers from cancer, could open new opportunities for oil companies seeking access to vast heavy crude reserves and help boost the OPEC nation’s flagging oil production.

Advisors to the Democratic Unity coalition told Reuters that although there would be long-term major changes, they will at first maintain state-focused oil laws created by Chavez, respect investment deals signed under his government, and keep Venezuela’s membership in the global producer group.

“It would be a transition much like that of Chile, meaning we could make changes based on the existing rules,” rather than upending the existing model, said Pedro Benitez, an economist advising the opposition. He was referring to Chile’s 1990 transition from dictatorship to democracy.

The coalition is preparing an outline of its oil policies as part of preparations for its fight to unseat Chavez in the Oct. 7, 2012 presidential vote..

The advisors said they would avoid a backlash against politically allied oil companies from countries like Russia and China that have signed numerous pacts with the Chavez government.

That pragmatic approach would help the opposition present a relatively moderate stance in the October vote after a decade of radical confrontation with Chavez that ultimately helped the former leader rally his support base.

It would also limit fallout from a transition to a new government a decade after Chavez took control of PDVSA and turned it into the financier of his anti-poverty crusade.

Under his leadership, PDVSA has taken charge of social projects ranging from housing construction to food distribution but has struggled to increase output even though the country has what are now considered the world’s largest oil reserves.

Chavez has hit the campaign trail and declared himself cancer-free after diagnosis in June of an undisclosed type of cancer, though most doctors say it is far too soon to know if he has in fact overcome the illness.

He also faces growing complaints from his support base among the poor over high crime, unemployment and lack of affordable housing.

Venezuela’s opposition in February holds a primary vote to determine which of five presidential hopefuls will face Chavez. The candidates have so far avoided giving specific details on what changes they would make to the country’s heavily government-controlled economy.

The front-runners are state governors Henrique Capriles Radonski and Pablo Perez.

REVIEW AGREEMENTS

Despite ample interest from oil majors ranging from Chevron to Eni , the slow pace of negotiation with the Chavez government, PDVSA’s lack of financial resources and huge required infrastructure investments have made it difficult to get projects off the ground.

The opposition would seek to boost oil output, which even according to government statistics has been flat for close to five years, by boosting production in the vast Orinoco heavy oil belt and mature fields.

The group will also review bilateral agreements between Venezuela and allied countries that provide oil on advantageous conditions, with particular focus on the 100,000 barrel-per-day supply deal with communist-run Cuba.

“A country like Venezuela simply cannot maintain that kind of agreement, it’s absurd,” said Benitez.

Limiting outlays from those agreements, which include the PetroCaribe accords that provide oil and fuel to close to a dozen Caribbean nations, would boost available resources for investments in schools roads, and hospitals, he said.

The proposals also call for an eventual increase in the price of Venezuela’s gasoline, which ranks as the world’s cheapest at $0.02 per liter.

“Some unpopular measures were included, but all of those measures will be gradual and protect the most vulnerable,” said Ronald Balza, another economist advising the opposition.

“The next government will have to work within certain limitations, it can’t make radical changes immediately.”

Chavez has built up a strong base of support among the country’s poor through heavy spending on social projects.

But supporters have increasingly complained of high crime, decline of basic services such as electricity, and deterioration of social programs including the flagship health program linked to the oil supply deal with Cuba.

Educación, es una parada obligatoria

Son muchos los recursos con que cuenta Venezuela para enrumbarse definitivamente por un camino de progreso para todos. En ese inventario muchos colocan nuestra creatividad, nuestro espíritu emprendedor e incluso, pese a los falsos estereotipos, la responsabilidad y la capacidad de trabajo de la que dan cuenta esos masivos contingentes de hombres y mujeres que cada madrugada vemos salir a ganarse la vida en campos y ciudades de todo el país.

Así como hay mucho de heroico en todas esas madres venezolanas que, viviendo en la pobreza, hacen grandes sacrificios para que cada mañana sus muchachos vayan a la escuela o al liceo, resistiendo todas las condiciones que conspiran para que tiren la toalla y se resignen a repetir el círculo vicioso del atraso.

Y es que, en este andar por el servicio público, una y otra vez he sido testigo de historias admirables que involucran la apuesta de los venezolanos por la educación, sobre todo de esas madres que quieren para sus hijos una vida mejor de la que ellas tuvieron y esos muchachos que sueñan con tener un futuro distinto, alejado de las malas costumbres. Es así como hemos entendido que ahí está la solución a bastantes de nuestros problemas.

Es por eso que en la Venezuela del progreso la educación de calidad será un bien accesible para todos, habrá facilidades para que los estudiantes se movilicen en un trasporte adecuado, se alimenten con una merienda nutritiva y puedan tener acceso a los útiles y uniformes necesarios, como hemos logrado que ocurra en nuestro estado Miranda. Queremos que estudiar sea la mejor alternativa para todos los niños y jóvenes venezolanos.

Para quienes creemos que la educación es la piedra angular del progreso, de ese progreso que hemos levantado como bandera de ese cambio que hoy reclama Venezuela, esta vocación educativa de nuestra sociedad nos llena de esperanzas.

En Miranda hemos comprobado que cuando se trabaja con voluntad y convicción se pueden lograr cosas buenas. Hemos construido y transformado cientos de planteles en escuelas seguras y de calidad, con planes y docentes que refuerzan el camino hacia la excelencia educativa. Hemos llevado nuestros sueños a los hechos. Somos un estado ejemplo en educación. Miranda va rumbo al progreso, y ese es el rumbo que queremos para Venezuela.

En la entrega de la UEE La Florida, en Río Chico

Que nuestros hijos se conviertan en maestros

En ocasiones por más que una familia entienda el valor trascendental de la educación, llega un momento en que su voluntad se ve vencida por fuerzas contrarias. ¿Qué les rodea? Un sistema educativo con un grave déficit de planteles, maestros crónicamente desmotivados por el pobre reconocimiento a su servicio, una enseñanza que no desarrolla ni las destrezas más básicas para insertarse con éxito en el mercado laboral, una economía que no genera empleos de calidad para los que logran educarse y, en directa relación, un entorno de violencia que convierte al delito en un alternativa deseable para los jóvenes.

En la Venezuela del progreso estamos convencidos que los maestros juegan un papel fundamental, porque son ellos ejemplos de visión. Ser educador es una vocación admirable, es entender que tu trabajo es para la construcción de un futuro mejor. Por eso creemos que debe existir un Programa de Formación Docente, en donde se incentive y se capacite constantemente a los que con su trabajo le entregan mucho a Venezuela y a nuestros hijos.

Es triste ver como hoy la carrera docente es la carrera más fácil de las Universidades, es la carrera a la que entran por descarte para luego cambiarse a otra. Tenemos que llegar a la Venezuela donde la carrera docente sea la mejor carrera y donde al igual que una madre y un padre quieren que su hijo tenga el mejor maestro, llegue el día que cualquier venezolano quiera que sus hijos sean maestros para enseñar a generaciones futuras.

Educación, escudo contra la pobreza

Tenemos derecho a soñar con una educación mucho mejor que la actual. Una educación que responda a la realidad del país y que le ofrezca a nuestros hijos la posibilidad cierta de labrarse una vida significativamente mejor que la nuestra.

La batalla es en dos frentes simultáneos. Por una parte, hay que construir y dotar adecuadamente cientos de nuevos planteles y hacer lo propio con los ya existentes. Hay que revalorar a fondo la profesión docente. Hay que alinear los métodos y contenidos con nuestra visión de país y con la actual sociedad del conocimiento, para que cada egresado sume sus talentos y capacidades al logro de las metas comunes del desarrollo.

Pero, al mismo tiempo, hay que ganarle la partida a la pobreza, pues es ella la gran enemiga, la que genera los altísimos porcentajes de deserción, repitencia y bajo rendimiento que hoy, pese a que se empeñen en ocultarlo lo voceros del oficialismo, siguen caracterizando a nuestra educación. Y esa batalla contra la pobreza, por supuesto, pasa por detener y revertir la destrucción sistemática del aparato productivo por parte de un Estado que pretende convertirse en el empleador único.

Desde el Gobierno de Miranda nos hemos empeñado en demostrar que sí es posible avanzar promoviendo mejoras de fondo en los procesos de enseñanza-aprendizaje y estableciendo una alianza sólida con los docentes. El crecimiento, desarrollo y la superación de la pobreza depende de las habilidades que las personas adquieran.

Nuestro compromiso con una educación de calidad está a la cabeza del modelo que ofrecemos como alternativa a los venezolanos. El autobús del progreso pasará por cada escuela, liceo, instituto y centro de educación superior y hará una parada obligatoria para que nadie se quede atrás, para seguir construyendo juntos la Venezuela del Progreso.

Nuestro camino al futuro

Venezuela ha recorrido un largo y complejo camino en la búsqueda del progreso y la libertad. Hemos sido un país de extremos, con grandes aciertos y costosos fracasos, con saltos de gigante hacia el futuro, pero también con períodos de franco retroceso. Pero lo importante es que más de una vez hemos demostrado que, cuando logramos ponernos de acuerdo en las cosas que verdaderamente importan, somos capaces de echar a un lado las diferencias y avanzar hacia mejores realidades.

Los venezolanos somos herederos de unos líderes visionarios y de un pueblo que hace 200 años se colocó a la vanguardia en la liberación del continente, pero no podemos olvidar que tras aquel esfuerzo épico vino una larga noche de división, de conflictividad estéril, de sacrificio inútil del pueblo en una sucesión de guerras civiles, muchas de las veces para imponer intereses personales o partidistas. Aquel caos nos condujo entonces al autoritarismo más arcaico, ese que ha llevado a afirmar que Venezuela entró al siglo XX con 35 años de retraso.

Pasaron los años y, con el empuje de la riqueza petrolera, el país experimentó un violento proceso modernizador. Abrazamos los valores democráticos, construimos casi de la nada un masivo sistema educativo, ganamos batallas cruciales en materia de sanidad pública, y otros muchos avances entre los que también podemos contar que los primeros partidos políticos echaron profundas raíces hasta en las más lejanas comunidades, cosechando una confianza sin precedentes en su habilidad para conducir al país. Lamentablemente luego vino la progresiva desconexión con las necesidades del pueblo, la frustración, la multiplicación de la pobreza, etc. En resumen: se presentaron las condiciones perfectas para que legítimamente el pueblo exigiera un viraje radical de lo que estábamos viendo.

Ese viraje llegó, poniendo la recuperación de lo social como punto central de la agenda política, pero ha tenido un alto precio, porque el Estado, en lugar de convertirse en un árbitro justo de las relaciones sociales, se tornó más arbitrario que nunca.

13 mil personas recibieron el autobús del Progreso a su paso por Lara

El camino lo haces tu

La pregunta es: ¿permitiremos acaso que los historiadores del futuro digan que entramos al siglo XXI con 20 años de atraso? Yo, como todo el equipo que me acompaña en la propuesta de un camino diferente y mejor para Venezuela, tengo la convicción de que eso no ocurrirá; pero también como demócratas que somos, sabemos que la única respuesta importante no es la nuestra, sino la que darán los venezolanos en la próximas elecciones primarias y, de forma definitiva, en las presidenciales de 2012.

El esfuerzo unitario de quienes conformamos una alternativa para el país, ese que tanto escozor produce en el actual Gobierno Nacional y a su aparato comunicacional, debe ser visto como el anticipo de la gran unidad que habrá de convocar un nuevo Gobierno Nacional, unidad de verdad, abierta a la participación de todos, sin etiquetas de izquierda o derecha, y con vocación de verdadero servicio público. Es decir, un nuevo Gobierno Nacional que trabaje para todos los venezolanos por igual en función de su progreso.

Como dijimos antes, el impulso para llegar a eso lo deberán dar los venezolanos con optimismo, el mismo optimismo que nos da el saber que efectivamente existe un camino, un camino diferente, un camino lleno de esperanza que nos lleva hacia un futuro mejor, donde efectivamente los venezolanos tienen el protagonismo.

Estamos convencidos que el voto no será aquel que conocimos en el pasado, el de las grandes maquinarias partidistas o el movilizado por el clientelismo de uno u otro signo. En esta encrucijada histórica, en que los venezolanos optarán por un modelo nuevo que no quiere ni los errores del pasado ni los del presente, la elección será quizás la más consciente de cuantas hayamos tenido y la mayoría elegirá al que haya demostrado más capacidad y coherencia entre sus palabras y sus hechos.

Nosotros, en nuestro andar por las diversas regiones del país, hemos constatado el profundo cansancio ante estos años de palabrería, de amenazas constantes con supuestos enemigos internos y externos, de ese intento de chantaje que hay que dice que un cambio de administración echaría atrás los programas sociales. El pueblo venezolano es menos manipulable de lo que algunos piensan.

Por eso, el primer deber de quienes solicitamos su confianza, es respetar su inteligencia. Significa competir con credenciales y no con demagogia, con planes viables y no con promesas incumplibles, y sobre todo con soluciones demostradas para atender las necesidades más sentidas en materia de vivienda, empleo, seguridad, servicios públicos, salud y educación.

Porque el esfuerzo debe centrarse ahora en producir oportunidades y progreso que beneficien a todos, poniendo el acento en el bien común y no en los privilegios, respetando como piensa cada uno, porque se trata de construir juntos el camino que tu quieres, no el que otro quiere para ti.

Por eso, que cada voto sea un pasaje para este viaje al futuro que hemos emprendido, un futuro de justicia, solidaridad, empleo y progreso para todos por igual. ¡Es hora de montarse en el autobús del progreso!