Educación para el Progreso

Hoy es un día importante para mí y para mi equipo de gobierno, porque estamos entregando otro pedacito de sueño para Miranda, hoy estamos entregando nuestra cuarta escuela modular, la escuela Tres Letras. Lo que me lleva a recordar que hace más de una década, un ministro venezolano tuvo el coraje de confesar lo que ningún otro en su cargo se había atrevido a admitir: “la educación venezolana es un fraude”. Si lo revisamos, esta afirmación podía resultar injusta porque aquella Venezuela, en 40 años de vida democrática, había llevado el analfabetismo de 50% a 5% y había multiplicado por ocho o nueve tanto el número de escuelas como el número de estudiantes, por nombrar sólo dos datos significativos. Sin embargo, en realidad, tras el relativo éxito cuantitativo, existía también un monumental fracaso en lo verdaderamente importante: la calidad de la educación y el sentido de la educación como formadora de ciudadanía y como generadora de una mejor vida para la gran mayoría de los venezolanos. Entonces, era justo hablar de fraude porque pese a aquella realidad de deserción escolar, pésimo rendimiento, analfabetismo funcional, crisis de la carrera docente, etc., el Estado se empeñaba en mantener y defender el mismo paradigma y las mismas viejas prácticas. ¿Que ha pasado en lo que conocemos como la “revolución”? Pues, como dice el chiste, “hemos dado un gran giro de 360º”, es decir, seguimos en lo mismo. La verdad es que, en cuanto a maneras de entender el problema, y pese al mucho ruido y a ciertos avances –nuevamente cuantitativos-, han persistido en enfoques que atornillan el peor aspecto del fraude de la educación, ese que nos hace creer que un cupo y eventualmente un título es más importante que la calidad de los estudios, es decir, más importante que adquirir habilidades, competencias y actitudes útiles para la propia vida y para el país. Las mismas estadísticas del Ministerio de Educación nos hablan del agravamiento de los problemas medulares que tenemos actualmente en sistema educativo. Por ejemplo: pese al crecimiento de la población, el número de estudiantes está decreciendo y hoy tenemos menos matriculados en el sistema formal que hace seis años, contando incluso las llamadas Misiones del Gobierno Nacional. Nuestra propia experiencia en Miranda nos muestra todos los días la profundidad de la crisis educativa. Más de la mitad de los muchachos que llegan a séptimo año, abandonan su educación en los siguientes tres años. De los que quedan, sólo la mitad completa el bachillerato. ¿Dónde están todos esos jóvenes que se nos quedan en el camino? ¿Qué están haciendo en este preciso momento?. Ellos no desaparecen, son una realidad angustiante que no se puede ocultar con propaganda oficial. Una diferencia con el pasado sí hay y es temible: el tinte ideológico que todo lo enturbia, que siembra exclusión en las aulas donde debemos enseñar la tolerancia como un valor esencial, y que nos obliga a invertir nuestras energías en debates que poco o nada tienen que ver con temas tan urgentes como la capacidad de nuestros niños para el razonamiento lógico-matemático o la comprensión lectora. La educación por sí misma, sobre todo cuando es puesta al servicio de una ideología, no es liberadora ni es necesariamente la llave que debe ser para salir de la pobreza. Incluso, hubo y aún existen regímenes autoritarios que han masificado su educación y han hecho de ella un instrumento más de infelicidad. Por eso, en Miranda vamos más allá de lo común y lo existente, e incluso hemos convertido los problemas en oportunidades. Nuestra principal motivación es demostrar que sí se pueden hacer las cosas bien y que sí es posible corregir este grave problema educativo si tenemos un criterio integral que rompa el falso dilema entre cantidad y calidad, y con un modelo de auténtica vocación democrática, es decir que persiga la inclusión y la justicia. No son meras palabras: Miranda es el único Estado que dedica más de la mitad de su presupuesto, sobre el 60%, a la educación, y buena parte de esos recursos atienden una necesidad crucial: la de tener más y mejores planteles educativos. Aquí, dado lo costoso que es afrontar las necesidades de infraestructura, es donde más hemos sentido el acorralamiento presupuestario por parte de la administración central. Sin embargo, casi 500 escuelas han sido reparadas y hemos construido 25 nuevas escuelas. Pero los recursos educativos también van dirigidos a otra área vital de la educación: el fortalecimiento de nuestros programas y la necesidad de tener más y mejores docentes. Por ello dedicamos esfuerzos para reforzar el papel de nuestros más de 12.000 maestros, porque ellos son la clave de una verdadera mejora en la calidad de la enseñanza. Un ejemplo es el Plan de Lectura y Alfabetización Social (PILAS), que ha llevado capacitación a más de 120 directores y a 1.140 docentes, lo que beneficia directamente a más de 100.000 niños y jóvenes. En paralelo, libramos una guerra contra la deserción escolar a través de mejoras y subsidios directos en temas claves como el transporte escolar, el uniforme escolar, los útiles y libros escolares, la alimentación, además de las 3.417 becas socio-económicas otorgadas a estudiantes de todos los niveles del sistema. El resultado de este enorme esfuerzo comienza a notarse. Las estadísticas nos muestran que los muchachos están sacando mejores notas, especialmente en lengua y matemáticas, donde hemos enfocado nuestro esfuerzo, y en muchas de nuestras escuelas se respira un aire distinto: hay un ambiente de motivación y búsqueda de la excelencia; porque no sólo construimos aulas de clase, sino que nos interesa aportar un ambiente educativo de calidad para todos por igual. El país de Andrés Bello y de Simón Rodríguez merece contar con un sistema educativo que sea ejemplo para el mundo. Nosotros creemos que es posible y, con esa capacidad que distingue a los venezolanos para alcanzar grandes metas, estamos dispuestos a lograrlo. Nuestro proyecto es mejorar el presente para tener un futuro para todos. Un proyecto con todos los colores. Tenemos razones para soñar y tenemos la fuerza para hacer realidad nuestros sueños.

Anuncios

8 pensamientos en “Educación para el Progreso

  1. YOHN LONDOÑO

    “La educación venezolana es un fraude”. Esta afirmación NO ES INJUSTA, y prueba de ello es el descomunal ANALFABETISMO FUNCIOEMOCIONAL, que evidencia nuestra “dirigencia”, que MENOSPRECIA LAS OPINIONES de la gente humilde, entre ellos USTED, a quien llevo años tratando de que me ayude a lograr que el país de Andrés Bello y de Simón Rodríguez tenga un sistema educativo que sea ejemplo para el mundo, que lleve en cortísimo tiempo los índices de delincuencia, pobreza y desempleo a CERO. PERO ME IGNORA, ME EVADE, COMO SI YO FUERA UN SARNOSO AL QUE HAY QUE REPUDIAR.

    Responder
  2. Janeth Nazaret Zaragoza Oropeza

    Excelente articulo! Buenos días!Hoy es una gran día e importante para todos , principalmente para los mas pequeños:saber que contamos contigo Henrique Capriles Radonski y con ese gran Equipo que te acompaña cada día a dar lo mejor, gente capacitada …, con valores, con visión, sobre todo por la dedicación de esfuerzos para mejorar la Calidad de la enseñanza de esos pequeños y así ayudarlos a construir sus sueños para todos por igual, ya que son presente-futuro y tiene que ser un presente de calidad , para que sea un futuro por excelencia ! Arriba Miranda! Arriba la escuela Tres Letras! Arriba la Fuerza del Cambio por y para todos por igual! Dios les continué bendiciendo! Feliz domingo y Feliz día del Niño 😉

    Responder
  3. ninoska

    EXCELENTE SU REFLEXION GOBERNADOR.. ME TOMO EL ATREVIMIENTO PARA HACERLO PUBLICO EN MI RED Y MIS COLEGAS GREMIOS Y AUTORIDADES EDUCATIVAS PUEDAN DE ALGUNA MANERA TOMAR ESTOS INDICADORES QUE ASEGURAN UNA VERDADERA CALIDAD EDUCATIVA.. COMO EDUCADORA DESDE EL ZULIA FELICITACIONES Y SIGA ADELANTE.. RECUERDE QUE NOS VAMOS A SOMETER A UNAS PRIMARIAS Y DE SER UD ELEGIDO NUESTRO REPRESENTANTE PARA LAS PRESIDENCIALES CUENTE CON LA MAYORIA DE LOS ZULIANOS . Y DE ESTA HUMILDE SERVIDORA PARA SEGUIR DESDE NUESTROS ESPACIOS A LOGRAR LA EXCELENCIA EN LA EDUCACION..
    NINOSKA CARRASQUERO

    Responder
    1. henriquecapriles Autor de la entrada

      Muchas gracias, Ninoska por tus comentarios y por ayudar a la difusión de esta verdad tan grande que es la importancia de la Educación en nuestra amada Venezuela. Un niño que está en la escuela, es un niño que no está en la calle.

      Responder
      1. ninoska

        CONVENCIDA SR GOBERNADOR QUE CON UD LA EDUCACIÓN SERÁ DIGNIFICADA. MUCHA SUERTE Y ÉXITOS.

  4. Solange Pastor

    Es curioso como España tiene más Universidades que Venezuela y muchas menos personas con ganas de Estudiar, y como en Venezuela siempre faltan cupos en las universidades para cubrir la demanda… Dios da maiz a quien no tiene gallinas… En España da igual que tan mala sea su educación (que actualmente en buen porcentaje lo és) que se públicita así misma como la mejor… Cria fama y acuestate a dormir, que quiero decir con toda esta antesala de comentario, aunque sin duda reconocer nuestras deficiencias nos hace afrontar el problema real, no siempre forma parte de la solución, es decir, que a veces hay que jugar de cara a la galeria y a la vez internamente estar trabajando para llegar a ese nivel de excelencia que queremos realmente tener, no se trata de vender lo que no es, sino se trata de concentrarnos en la publicidad positiva hacia el exterior, vendernos como mejores hasta llegar a ser los mejores, no quiere decir con esto que vendamos como paraiso un charco pero si crear una ilusión optica hasta hacer de ese charco un paraiso.
    Despues de todo este preambulo, si es necesario revisar el sistema educativo Venezolano que esta muy lejos de ser el mejor pero tambien muy lejos de ser el peor, pero creo enormente que esto debe hacerse a la par de la baja del indice delictivo en el país, sabiendo que en mayoria las edades de los delincuentes es entre 13 y 25 años, donde los porcentajes de criminales infantiles y juveniles vienen justamente de ese sector de edad en que deberian ser estudiantes, y es alli donde la educación debe ser la solución, la educación crea un nuevo nivel de conciencia en donde existe el remordimiento y por otro lado existe la llamada esperanza a un futuro mejor ha tener las herramientos con que hacerlo y aqui desde luego no puede hacerse una mejora sin partir de la raiz hay que llevar la educación a los barrios venezolanos, crear ese proyecto de que el esfuerzo finalmente dara frutos y tratar de crear adaptados a la sociedad en vez de inadaptados sociales, una sociedad donde la delicuencia es premiada con la impunidad y el criminal que esta encerrado en las carceles sale con un Doctorado en delinquir.

    Como bien dice el poema “Las palabras” de Mario Benedetti que ni como anillo al dedo le quedan HC:

    No me gaste las palabras
    no cambie el significado
    mire que lo que yo quiero
    lo tengo bastante claro

    si usted habla de progreso
    nada más que por hablar
    mire que todos sabemos
    que adelante no es atrás

    si está contra la violencia
    pero nos apunta bien
    si la violencia va y vuelve
    no se me queje después

    si usted pide garantías
    sólo para su corral
    mire que el pueblo conoce
    lo que hay que garantizar

    no me gaste las palabras
    no cambie el significado
    mire que lo que yo quiero
    lo tengo bastante claro

    si habla de paz pero tiene
    costumbre de torturar
    mire que hay para ese vicio
    una cura radical

    si escribe reforma agraria
    pero sólo en el papel
    mire que si el pueblo avanza
    la tierra viene con él

    si está entregando el país
    y habla de soberanía
    quién va a dudar que usted es
    soberana porquería

    no me gaste las palabras
    no cambie el significado
    mire que lo que yo quiero
    lo tengo bastante claro

    no me ensucie las palabras
    no les quite su sabor
    y límpiese bien la boca
    si dice revolución.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s